EL VUELO DEL FUEGO… Hexagrama 30 del I Ching o Libro de los Cambios

Las situaciones difíciles nos tientan a dudar del poder de la humildad, de la aceptación y de la conducta correcta. Deseamos abandonar nuestro equilibrio interior y lanzar golpes de manera indiscrimi- nada. Es precisamente en momentos como éste cuando resulta más importante aferrarnos a lo que sabe- mos que es bueno, verdadero y correcto, como el fuego se adhiere al tronco que arde. Al hacer esto, obte- nemos la ayuda del Poder Superior. (Brian Browne)

Cada luna llena… nos regalan un nuevo hexagrama del I Ching para – igual que con la onda encantada maya y otros muchos recursos – podamos abordar nuestro interior y nuestra expresión hacia afuera con “fundamento” que dice por estos lares un cocinero conocido, Karlos Arguiñano. 

Y de “fundamento” habla este hexagrama por el que transitaremos hasta la próxima luna llena, ya en abril. La de este mes me halló en ese hotelito que decía el otro día, así que el Universo me regalaba la oportunidad de verla salir – que no es real pero así lo vemos – en el mar y eso para una de “tierra adentro y bien adentro” es como poco un espectáculo mágico y por la mañana la veía dejarse caer por detrás de las montañas. 

El hexagrama que nos toca es el trigrama de Fuego repetido y el fuego no puede existir si no hay algo, algún combustible al que adherirse – madera… Por ahí empieza el fundamento – en este caso físico. En nuestro interior el fundamento al que nos adherimos ya no es físico pero ha de existir… si no… el Fuego… no se da.

Así pues… nos ofrecen la oportunidad de “fundamentarnos”. ¡Qué maravilla!

Y podemos practicarlo en escritura – que es arte, en qigong que también es arte, en “visualizarlo”, en … cada uno encontrará la forma. 

A continuación, les comparto la entrada que AnaB publica a propósito de este hexagrama con un nombre tan poético y de “invisible fundamento” como “El vuelo del Fuego” o “El Sonido del Color”

Gracias, viajeros de luz… Qué disfruten del Vuelo 

EL VUELO DEL FUEGO
El Sonido del Color
Hexagrama 30 en El Libro de los Cambios I Ching

LO ADHERENTE – EL FUEGO

Desde el 5 de Marzo al 3 de Abril

 
Imagen original, Universo Peregrino

Dr Padilla, marzo 2015

Este oráculo nos incita a la fantasía, a la imaginación: el vuelo del fuego.

Recuerden la famosa “Danza del fuego” de música española, música clásica española; sensacional, extraordinaria.

“El sonido del color” nos recuerda, sin duda, el arte… el arte en su más pura expresión. “El sonido del color” como sentencia; entre el dictamen y la sentencia.

Y ese fuego sobre fuego pues nos da la perspectiva de ser creativos, de ser ¡transformadores!… como el fuego.

Entonces entramos en una época en la que tenemos los factores ¡favorables!… para cambiar, modificar, transmutar, mutar. Es un tiempo, sin duda, de alkimia, en el que el fuego es el protagonista.
El sonido del color… ¿qué le parece? El vuelo del fuego, ¿no?… O sea, es un tiempo, por ejemplo, muy poético, ¡muy poético!

[…]

Ahora, lo importante desde el punto de vista genérico es saber que estamos en el momento más adecuado para nuestra creatividad, para la revisión… Es  un momento adecuado, fíjense, para ver el desván, para ver en la habitación, para ver lo que sobra, lo que hemos guardado, la tuerca que la tenemos ahí desde hace 17 años por si alguna vez necesitamos una tuerca. No, no, ¡ale, ale!, ¡reciclemos la tuerca!, ¿verdad?

Es el momento de vaciar… y de recrearnos en lo nuevo, ¿no? Y de poetizar la vida.

Ésa es la sugerencia genérica. Que, obviamente, hay infinitas sugerencias a propósito del oráculo en el que entramos. Gracias.

Marytza Fragela, marzo 2015

LI,  Lo Adherente, el fuego.

Este ideograma LI con segundo acento significa, según el diccionario de MATEOS  y RICCI: separar, separarse, alejarse. Distante, separado. Apartarse de, violar, infringir. A la par, dos juntos. Toparse, encontrarse al acaso. Pertenecer a, estar unidos a,. También es el 30° de los 64 hexagramas del Libro de los Cambios, que significa fuego, llama, esplendor. Uno de los 8 trigramas del Libro de los Cambios, formado por una línea quebrada entre dos continuas, que corresponden al fuego, a la hermosura, al ojo, a la segunda hija. Luz , luminaria.

El ideograma sòlo de LI significa un ave y extraño, el mágico pájaro de fuego de brillante plumaje; fulgor, luz intensa; que da luz, discriminante, dividir y disponer en orden, el poder de la conciencia.

El radical de este ideograma es CHUL con primer acento, que significa, según el diccionario etimológico Wieger corto, para separar, para salir, a distancia, distinción, las aves de cola. Y nos dice de su ideopictograma antiguo  CHIN que representa un pájaro con una cola corta.

Un extracto de “Los Apéndices. Apéndice I. Tratado del Thwan o explicaciones del rey Wan sobre la totalidad de los hexagramas

Lî significa estar pegado a algo. El sol y la luna tienen sus puestos en el cielo. Todos los granos, la hierba y los árboles tienen sus lugares en la tierra. La doble brillantez (de los dos trigramas) se adhiere a lo correcto, y el resultado es la transformación y el perfeccionamiento de todo bajo el cielo.

Entonces LI es aquello que como un ala al vuelo se adhiere como la luz al fuego, que van juntas y separadas, como se adhiere el sonido al color, o el color al sonido, juntos y separados, como el vuelo y el pájaro, como  el sonido y el color, así es Dios y el Amor, una presencia Única de luz y color.

Escucho el sonido

De tus alas

Cuando reflejas

En las almas

La luz de tu Amor

Se adhiere

A mi templo

Con la cadencia

Certera y vibrante

De la pasión…!

Alas de vuelo

Fuego de Amor

Pájaros que vienen

A anunciarnos Tu color

Que está en el árbol

Que está en la luna

Que está en el sol

Lo veo en las pupilas

De tus ojos

En la belleza femenina

De una flor

Dios… eres el vuelo del fuego

El Sonido de color!!!




Aquí os dejamos algunas otras interpretaciones de interés. 

Carol K. Anthony (extraído de su libro: Guía del I Ching) 

La imagen del fuego que se adhiere a las cosas para quemarlas, simboliza la actitud que debemos tener si queremos alcanzar y mantener la claridad mental. La claridad, como el fuego, sólo puede perdurar si se adhiere a algo que no se consuma fácilmente. Lo inextinguible es la verdad universal.

[…]

Cuando tenemos un mal presentimiento y la gente parece mala, hemos de recordar lo que tuvieron de bueno y que todavía existe potencialmente en ellos. Cuanto más viles parezcan, más decididamente tenemos que adherirnos a ese potencial. Si nos adherimos a la chispa invisible de la luz, que está eclipsada por su naturaleza inferior, el poder de la adhesión permitirá vencer a la fuerza oscura.

 

También tenemos que mantener la mente abierta, adhiriéndonos al potencial de la situación. Inde- pendientemente de que parezca imposible que la situación pueda mejorar, tal mejora es posible si nos mantenemos firmes e independientes en nuestra actitud, y si estamos dispuestos a aceptar que todo es posible. El hecho de saber que lo creativo sigue un curso zigzagueante, invisible, ayuda a nuestra ad- hesión. Debemos tener el deseo de perseverar a través de las situaciones ambiguas y de los períodos en los que reina la confusión, mientras lo creativo resuelve el problema a su manera.

[…]

Dedicarse al cuidado de la vaca trae buena fortuna. La docilidad y la aceptación resumen la acti- tud que lleva a la claridad. Para llegar a ser dóciles abandonamos la resistencia y dejamos de rechazar lo que está sucediendo. Aceptamos los giros de los acontecimientos como algo útil y esencial para el proce- so creativo. Nos adherimos dócilmente a lo que es bueno en nosotros y en los demás, aun cuando tan sólo parezca un pequeño refugio. A través de la docilidad podemos mantenernos desligados del poder inferior. Cuando los otros son agudos, podemos ser grises, y así mantendremos una opinión moderada de nuestros errores y de los errores de los otros. La docilidad permite que vuelvan la claridad y la independencia in- terior.

El poder del bien radica en la determinación de servir al poder supremo. Al interesarnos activa- mente en rescatar a otros, les damos el margen para encontrar su camino. Les damos ese margen al ad- herirnos a su naturaleza pura, independientemente de cómo o cuánto tiempo ha estado eclipsado.


Brian Browne Walker 

(extraído de su libro: I Ching, el libro de las mutaciones) 

La propia naturaleza del ser humano hace que seamos dependientes de diversas maneras: depen- dientes del agua, del aire y de la comida para nuestra alimentación; dependientes de un refugio donde abrigarnos y protegernos; dependientes los unos de los otros para mantener una vida familiar y una amis- tad. También somos independientes espiritualmente: cuando surgen los problemas, cada uno de nosotros tenemos algún lugar al que acudir que nos proporcione guía y apoyo.

La imagen del hexagrama Li es la del fuego que se adhiere a la madera en la que arde. Sin una provisión de combustible no puede existir el fuego. Igualmente, una persona que no tenga una fuente de mantenimiento espiritual no puede irradiar luz en la oscuridad y en los momentos difíciles.

Las situaciones difíciles nos tientan a dudar del poder de la humildad, de la aceptación y de la conducta correcta. Deseamos abandonar nuestro equilibrio interior y lanzar golpes de manera indiscrimi- nada. Es precisamente en momentos como éste cuando resulta más importante aferrarnos a lo que sabe- mos que es bueno, verdadero y correcto, como el fuego se adhiere al tronco que arde. Al hacer esto, obte- nemos la ayuda del Poder Superior.

En este momento, es aconsejable aferrarse a los principios adecuados. Adhiérase de forma serena, voluntaria y alegre a todo lo que haya de superior en su interior; aférrese a la posibilidad de un resultado positivo en la situación que afronta, independientemente de lo improbable que parezca ser; aférrese a lo que haya de bueno en los demás, incluso cuando esté oscurecido por las influencias menores; y aférrese al poder de la Deidad para aportar la verdad cuando sea necesario.

Los tiempos difíciles nos conceden el don de mostrar hasta qué punto llega nuestra devoción por los principios adecuados.

Fuente: http://universoperegrino.blogspot.com.es/p/oraculo.html

 

 

Esta entrada fue publicada en ARTE, BELLEZA, CONSCIENCIA, Medicina China, SALUD, Tian y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

0 respuestas a EL VUELO DEL FUEGO… Hexagrama 30 del I Ching o Libro de los Cambios

  1. Laura dijo:

    En cinteco, gabinete de psicologia en madrid entienden que independientemente de que parezca imposible que la situación pueda mejorar, tal mejora es posible si nos mantenemos firmes e independientes en nuestra actitud, y si estamos dispuestos a aceptar que todo es posible. El hecho de saber que lo creativo sigue un curso zigzagueante, invisible, ayuda a nuestra ad- hesión. http://www.cinteco.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *