LA COLUMNA Y SUS CONFLICTOS por Pablo Almazán

Ya hace unos días que compartí un vídeo que era una clase estupenda sobre los conflictos que subyacen debajo de las patologías en la columna, de los dolores que tanto afectan a la alegría. Vértebra a vértebra, Pablo Almazán, desde la perspectiva de la decodificación bioemocional, nos va explicando qué emoción nos duele y se refleja en tal o cual de todas ellas… ¡que tenemos unas cuantas! Todas ellas, relacionadas en general con la desvalorización que brota de la comparación. ¡Ay, la comparación…! 

Recuerdo que en mi primer taller de qigong les propuse a todos que lo hicieran sin mirar a los demás, sin compararse, sin comparar su movimiento con el de los otros… Al culminar el taller, una de las participantes me agradeció esa sugerencia: “si no hubiera sido porque dijiste de no compararnos… yo no hubiera disfrutado ni un minuto porque me habría comparado con todos y la resultante hubiera sido que “yo lo hago peor””. 

Acabo de culminar la transcripción de ese vídeo para tener la información a mano y es un placer compartirla con ustedes. 

Qué les sea de utilidad para que esos dolores, esos conflictos… sean manejados desde la sabiduría que nos va llegando. 

Gracias por esta posibilidad, viajeros de luz

www.youtube.com/watch?v=SfsVX1tP4aE&w=560&h=315]

COLUMNA VERTEBRAL – SUS SÍNTOMAS Y SUS EMOCIONES ASOCIADAS

LA COLUMNA

La columna es donde depositamos nuestra estructura, cuanto nos valoramos, qué templo vamos a construir.

Si tengo un proyecto de casa chica necesitaré una estructura  chica y si lo tengo para casa grande, grandes sueños… voy a necesitar estructuras grandes y fuertes.

La columna refleja la valorización o desvalorización. Muestra una permanente manera de construirse y des construirse. Cuando el hueso se está preparando para grandes sueños… hace más hueso. Cuando no tiene grandes proyectos, el hueso se destruye y ya no se construye y de ahí se produce un debilitamiento: en la osteoporosis por ejemplo la persona empieza a sentir que no tienen una función importante que desarrollar a futuro y su inconsciente biológico da la orden “si consideras que ya lo has hecho todo…”

Por eso, una sugerencia: siempre tener proyectos por delante, algo que depende de mí.

Sostiene la cabeza que es donde guardamos lo más supremo, la comunicación con lo Supremo, quién soy, las ideas, mis pensamientos espirituales…

Lo más profundo de mis relaciones arquetípicas con lo más elevado, Dios y todo lo que sea con estas ideas profundas va a ir bajando por las vértebras cervicales…

El hueso tiene que ver con valorización – desvalorización.

Si armamos una oración para los conflictos de hueso sería más o menos así: “Yo me siento desvalorizado”

Las cervicales tienen que ver con la comunicación. Por lo tanto la oración quedaría: “Yo me siento desvalorizado con respecto a la comunicación”

Hay toda una bajada de información desde esa mente, a esto que yo tengo sobre mí y que quiero comunicar. Si yo no puedo comunicar… resentiré en las cervicales.

C1: Atlas: La que sostiene el lugar donde guardo las ideas más profundas. Relacionada con la LENGUA y CEREBRO. Desde el cerebro, con esta idea de la transmisión de lo profundo. Tiene connotación con la autoridad, con Dios y las personas que tienen ideas revolucionarias, en lo científico…, ideas espirituales diferentes a las de su clan, a las de su familia, pueden reflejar este conflicto de comunicación.

El resentir sería: “me siento desvalorizado para comunicar mis ideas profundas, mis ideas espirituales”

También, conflictos de comunicación con el padre, con la autoridad.

Como también está implicada la lengua, va a tener que ver con modulación de la palabra y lo que consideramos conflicto de bocado: todo aquello que quiero atrapar, que considero mío ya sea un bocado real (relacionado con lo que me alimenta) o un bocado simbólico: relacionado sobretodo con los afectos. El bocado que no acabo de acomodar para que sea mío (que es lo que hace la lengua)

Todo lo que tenga que ver con esos temas y lo viva en desvalorización con cómo me comunico, se ve resentido en la C1

 

C2: Relacionada con los OJOS. Con aquello que veo y no puedo comunicar.

También es un filtro con respecto a la C1: cuando tengo que estar midiendo mis palabras, esto lo puedo decir, esto no… esto forma parte de mi yo más importante: acá no lo puedo decir porque se afectan las creencias de fulano o acá no lo puedo decir porque hay un pensamiento político diferente al mío…

Es como el filtro de la C1 con respecto a mis ideas más elevadas.

 

C3: relacionada directamente con MI IMAGEN. Implicada la MEJILLA. Cómo transmito, como me comunico a través de mi imagen.

Quién soy, cuál es la imagen que doy a los demás

 

C4: relacionada con la NARIZ y ésta siempre se relaciona con lo sexual. Desvalorización en la comunicación de algún aspecto de la sexualidad.

Además la C4 está en la mitad de tres cervicales arriba y otras tres debajo. Por lo tanto “me desvalorizo con respecto a la comunicación con ese rol de estar en el medio, como mediador de la comunicación” Sería una persona, por ejemplo, metida en la comunicación como mediador de todo el clan para que nada reviente y lo vive con desvalorización… porque en realidad no me doy cuenta de que lo que tengo que hacer es correrme de ese papel.  

Yo estoy con la presión de sostener la comunicación de todos.

Nuestro cuerpo está conectado a nuestro mejor plano y la cabeza (el cerebelo) guarda todos nuestros miedos: “¡Cuidado con lo que vas a decir porque yo me acuerdo que el tío Andrés (por poner un nombre) hace 6 generaciones…!” (Lo guarda todo)

El cuerpo es el que nos informa a través del síntoma qué es lo mejor para nosotros y por ello, hacerle caso es ganar tiempo, mucho stress y muchos problemas.

 

C5: relacionada con las CUERDAS VOCALES, con la modulación, con la expresión verbal.

Puede ser una persona que lo que dice es mal tomado, tiene un problema en el habla. Una persona desvalorizada en la manera verbal, vocal en que expresa su comunicación. Una persona cuyo mensaje no es tomado en serio, con el valor que esta persona quisiera que fuera tomado su mensaje en lo verbal.

 

C6: conflictos de relación vividos con un importante influencia de hechos de injusticia vividos en la infancia, arrastrados desde la infancia.

Cuando hay problemas de discos hay un conflicto entre este tema y otro tema: une los dos conflictos: cuando hay mucha presión se produce una hernia de disco. Si siento, por ejemplo, que no quiero que esté mi madre (arquetipo de agua)… el disco se resiente.

 

C7: relacionado con la TIROIDES que regula los tiempos y la evolución. “No puedo comunicarme, me siento desvalorizado en la gestión de mis tiempos, de mis ritmos. Deseo de avanzar rápido, el deseo de evolucionar.

Por ejemplo: mujer que enviuda y el marido tiene una empresa: puede reaccionar con “voy a hacer esto porque puedo, porque…” o puede reaccionar con “no voy a poder, me siento desvalorizada para eso” y como consecuencia, en este caso me quedo parada.

Lo que está pasando por esa vértebra es el cable o nervio que va hacia ese órgano. En el caso de la C7 pasan los cables que van hacia la tiroides

  • Hipo: “me quedé, siento que no puedo evolucionar”
  • Híper: tengo que evolucionar o tengo que acelerar, tiempo demasiado rápido…

Nódulos: necesito más de este órgano porque no puedo gestionar los tiempos o porque es el que me puede dar la capacidad de administrar mejor mis tiempos.

Si está afectada la C7 ese conflicto lo estoy viviendo con desvalorización en la comunicación de ese conflicto: no lo puedo decir, no puedo expresar este conflicto.

 

DORSALES

 

Zona que sostiene los órganos vitales más urgentes. Lo más importante está específicamente resguardado.

El cerebro está resguardado en la caja craneal y la zona dorsal hace un escudo protector de todo lo que hace a la vida, al espacio vital. Esa zona se relaciona con el territorio pues está el corazón y el pulmón.

Las personas con problemas en dorsales están sosteniendo con desvalorización todo el espacio vital.

Se han convertido, por un motivo u otro, en el pilar de la familia. Reciben un sobre peso porque están sosteniendo a toda la familia, el territorio y el espacio vital.

“Me siento desvalorizado en el rol de pilar de la familia (por tener que ser el pilar de la familia con respecto a tal tema”

D1: embrionariamente, al costado de la columna se desarrollan unos riñones correspondientes a otro estado anterior, es un riñón metabólico que va a intervenir en la formación o como vamos a somatizar, a recibir el calcio, como lo vamos a procesar para la reestructuración de los huesos.

También interviene con el color de la sangre, con el oxígeno (lleva vida al cuerpo)

Desvalorizados por ser el pilar de la familia en llevar oxígeno al clan. Yo soy el que alimento desde el oxígeno al clan, a la familia.

 

D2: relacionado al territorio, al CORAZÓN. “Me siento desvalorizado en ser el pilar de la familia con respecto a un tema de territorio”

 

D3: territorio pero más vivido desde el espacio vital porque es el lugar de los PULMONES.

El ambiente de la casa, como se respiran ciertas cosas, incluso el espacio físico vital propiamente dicho: no tengo espacio para la familia…

También intervienen las pleuras que son las que rodean y protegen: “estoy viviendo el conflicto con una necesidad de protección”

O yo estoy asumiendo un rol de doble protección porque a lo mejor hay alguien que no protege. No cuentan con nadie más, solo puedo contar conmigo para esto.

El conflicto de la D4 lo estamos viviendo con rencor porque está implicada la VESÍCULA BILIAR.  Ira que está atada a hechos viejos

 

D5: relacionada con el plexo solar y como el sol es padre puede estar relacionada con problemas con el padre. También está relacionada con el hígado (relacionado con la alimentación): las divorciadas pj que sienten que las ex parejas no cumplen con el papel de alimentar (la D5 es la vértebra ´relacionada con el sol y el hígado) el hígado tb tiene otra función que es la de filtrar lo que es bueno de lo que no. Normalmente se resiente la D5 porque te tienes que hacer cargo de alimentar a alguien porque hay un padre que no lo hace. Me siento desvalorizada, no me queda otra porque tengo que alimentar a los hijos (o a otro alguien) porque hay alguien que debería de hacerlo y no lo hace.

 

D6: tb con el plexo solar pero sobre todo con mi estómago. ¿Qué va a parar a mi) estómago? Lo que quiero y lo que no quiero (acidez,- úlcera…) El estómago es la bolsa que retiene el alimento en la última estancia antes de incorporarlo a mi ser. Hasta el estómago, las cosas las tengo pero digamos que todavía no entraron a mí, están en una bolsa pero no han pasado a ser parte de mi ser. El estómago es pues la última instancia: si yo recibo cosas y no me queda otra, las tengo que tragar, y lo vivo con desvalorización por ser el pilar de la familia, es lo que vamos a buscar cuando una persona tenga síntomas en la D6.

 

D7: relacionada con el Páncreas: su función exocrina: para generar las encimas para desarmar los alimentos que es lo que vamos a ver en temas de cáncer de páncreas. En la D7 lo que tenemos es la función endocrina del páncreas: la que está relacionada por ejemplo con la diabetes (con como las personas procesan el azúcar: el amor: cada uno se lo guarda: la insulina no puede llevar a cabo su acto maravilloso de abrir la célula para que el azúcar/amor fluya. Viven con su azúcar pero en un estado forzado: casa dividida: conviven pero no lo deberían hacer, conviven pero está cada uno en su territorio. Me siento desvalorizado porque siento que tengo que ser el pilar de la familia y en este caso con un tinte de amor mal procesado. Si me separo todo se viene abajo; si libero las emociones me voy a quedar sola…Está implicada una historia diabética de amor forzado: vengo de una herencia de amor forzado, de vivir juntos aunque no tengan que hacerlo (en mamá o en la abuela…) y lo vivo con ese tinte de que “no me queda otra, lo tengo que hacer porque soy el pilar de la familia”.

 

D8: está relacionada con el Bazo: es donde los glóbulos hacen el servicio militar para defender al organismo. Me siento desvalorizado por ser el pilar de la familia y no puedo luchar para cambiar las cosas en la familia, porque está involucrada la sangre. No puedo cambiar las cosas y lo vivo con desvalorización.

 

D9: está relacionada con las suprarrenales que son las que se activan automáticamente a los corderos en la montaña: si se pierde, el inconsciente biológico, automáticamente le dispara una orden de sentarse. A los niños cuando les decimos “si te pierdes, quédate donde estás, no salgas a buscarme, yo te encontraré”. El conflicto del cordero que cuando pierde el camino se sienta es el conflicto de una persona que somatiza en las suprarrenales: ha perdido su camino, no sabe para donde seguir: tiene dos opciones, no sabe qué camino tomar y se le activan las suprarrenales y hasta lo puede confundir con una depresión. Se sienta, se siente que no se puede mover, que le cuesta trasladarse. ¿Por qué? Porque este conflicto lo vive con desvalorización por ser el pilar de la familia. No puedo tomar el camino que quiero tomar y este que quiero tomar no puedo hacerlo. Entonces, me quedo parada.

 

D10: Relacionada con el riñón y con un problema de sentirme desvalorizada por ser el pilar de la familia con respecto al riñón: conflictos de liquidez, de agua. El agua son los líquidos, los líquidos son la madre, los líquidos son la protección y la liquidez. Pero en el caso específico de la D10 lo que se está activando son los tubos colectores que son los que gestionan el agua. El órgano por excelencia del exilio es el riñón porque es lo que tuvimos que hacer para pasar del estado de pez al estado de anfibio. Miles de generaciones de peces fueron a la orilla a por alimento y cuando bajaba la marea esos peces morían. Gracias a esos peces mártires fuimos capaces de ese salto evolutivo que fue a través del desarrollo de un riñón. Es el órgano que nos posibilita salir del clan, del lugar donde nos hicimos, donde vivimos, donde está nuestra historia. Cada persona que siente que va a perder su clan, que se va a quedar solo (y esta es la base de la obesidad) que se va a sentir abandonado, se le van a activar los tubos colectores, base de la obesidad (basada en síndrome de abandono): me siento perdido, fuera de mi clan, fuera de mi territorio. Si lo vivo como que eso lo tengo que soportar por ser el pilar de mi familia, me siento abandonado en esta tarea, lo que se va a activar son los tubos colectores. Si lo vivo como desvalorización por ser el pilar de la familia y no lo puedo solucionar es cuando se va a tocar la D10

 

D11: también relacionada con el riñón pero desde el lado de la evacuación, de la vejiga, de la uretra. ¿Qué se manifiesta a través de eso? A través de la vejiga el hombre marca su territorio y la mujer ordena su territorio. La uretra lleva sobre todo cuestiones de evacuación: lo que el riñón ha decidido que ya no necesitan. Elimino lo que ya no es bueno para mí, yo quiero eliminar las cosas viejas, liberarme, soltar lo que no considero necesario para mí, para mi existencia. Y cuando no puedo hacerlo porque me tengo que quedar en mi rol de pilar de la familia y lo vivo en desvalorización y es entonces cuando la D11 me puede avisar o mejor dicho, es lo que tengo que ir a buscar cuando una persona tiene problemas en la D11 porque como aclaramos siempre: aunque exista la historia no siempre se da el síntoma pero si se da el síntoma siempre hay esa historia. Muchas veces no se encuentra porque la persona realizó esa tarea maravillosa de proyección y desplazamiento que los freudianos entienden bien pero la historia está. Los síntomas son el resultado de miles de años de evolución, de modo que un síntoma es el resultado de miles de años de evolución.

D12: relacionada con el pubis: por su ubicación voy a resentir ahí conflictos sexuales. Una de las cuestiones a analizar en este caso con mucho cuidado porque nos estamos metiendo en cuestiones sexuales. : ver si hubo tocamientos en la historia de esta persona. Relacionado con cuestiones sexuales que vivo en desvalorización y que no puedo manifestar de otra manera porque soy el pilar de la familia. Si yo me manifiesto, si yo salgo de este rol, en este caso en cuestiones de pubis,… las cosas, siento que pueden ir mal y como soy el pilar de la familia y siento que todo lo tengo que soportar yo en la D12 voy a resentir las cuestiones relacionadas con lo sexual como pilar de la familia desde la desvalorización.

 

 

 

LUMBARES (últimas vertebras móviles)

5 vértebras, son las más anchas porque soportan todo el peso y los conflictos en las lumbares están relacionados con COLATERALES.

Colateral: está en mi mismo nivel en cuanto a ser par: compañeros de trabajo son mis colaterales pero no mi jefe ni mis empleados. En el árbol son colaterales mis hermanos, primos… mis padres no, mis hijos no.

En las lumbares empieza a haber como una vía de escape porque la emoción que tengo que liberar es con quien no quiero liberarlas. Y hay un ranking de liberación de emociones: ¿a quién nos cuesta más decirle que está haciendo algo que a lo mejor nos molesta o no nos gusta? En primer término a los hijos (son los que menos aceptamos que igual nos están haciendo daño emocionalmente por estas cuestiones de amor, de normas… “¿Cómo le voy a decir eso?”. Los segundos son los hermanos y esta imposibilidad se duplica cuando puede haber una patología: si yo tengo un hermano con determinado síntoma, con determinada enfermedad… cómo le voy a decir algo malo, o cómo voy a sentir algo malo respecto a él.

No debemos de dejar que el mensaje a encontrar se vaya de un colateral. Si pensamos que el conflicto está relacionado con mi hijo, con mi padre, con mi jefe (estado, la justicia, la ley)… no vamos bien. No, en este caso los conflictos son siempre con colaterales, mis pares, los que están en mi mismo rango.

L1: Vivo con desvalorización con respecto a mis colaterales en la 1ª lumbar: lo que está relacionado con ALGO SUCIO porque está relacionado con el colon y aquí llegan, se guardan… todas las “guarradas”. Las guarradas las somatizamos ahí.

Un colateral, alguien de mi mismo rango (hno., primo, compañero, amigo) me hizo una guarrada y lo vivo con desvalorización. Considero que me enguarró.

 

L2: está relacionada con el apéndice que está relacionada con cuestiones que me guardo (el apéndice es un vestigio del apéndice que tienen otros animales: en el caballo llega a medir 80cm pero el ser humano la fue perdiendo como reserva de alimentos pero sigue resintiendo los mismos conflictos). Cuando hay una apendicitis en un hijo… es probable que se esté viviendo en esa casa un conflicto de que “se están terminando las reservas”: obras en la casa y no me llegan las reservas, una indemnización que se está terminando…El apéndice resiente muy fuerte y de manera muy puntual este aspecto de la vida.

Cuando yo tengo un problema en la L2 está implicado este tema y el soltar viejas cosas que vengo guardando y que no acepto dejarlas atrás. Y como está relacionado igualmente con el IG pueden ser “guarradas que me hicieron y que no puedo dejar atrás” Lo vivo con desvalorización con respecto a los colaterales.

L3: tb está relacionada con desvalorización, con colaterales pero con un aspecto más sexual. Está implicada la próstata, útero, rodilla. Lo voy a vivir desde la obligación. Cuando una persona tiene un problema en la L3 probablemente estamos ante un conflicto con respecto a sus colaterales de desvalorización en lo sexual. Si es un joven y cuando los amigos hablan de sexo yo creo que no estoy a la altura de lo que ellos están haciendo y me comparo (los hombres son muy de compararse sexualmente) puede tener problemas en la L3.

La L3 puede ser un indicativo de que es hora de hacerse un análisis de próstata, por ejemplo.

La L4 es la de la norma pero no solo la norma desde el aspecto legal sino la norma desde la normalidad siempre con respecto a un colateral.

Si mi hijo tiene alguna particularidad física, psíquica y yo lo llevo a un colegio determinado y si en ese colegio los chicos no son como él… yo puedo resentir un conflicto de “no soy como los demás papás”. O si en mi trabajo yo tengo una actividad determinada que no me queda otra que tenerla y me siento distinto a mis compañeros de trabajo, no soy como todos los demás, no soy como la norma (SIENTO YO que no soy como los demás. En todos los casos es que yo lo siento, no es que sea así)

Si lo vivo con desvalorización con respecto a los demás, a la norma voy a estar ante un probable conflicto de L4

L5: Si bien todas las lumbares están relacionadas con los colaterales, la L5 es específica de los colaterales. Así que hay que buscar un poco más cuando estamos hablando de qué conflicto estamos buscando pero a veces la tenemos implicada – y eso nos va ayudar porque suele ser dolorosa – por ejemplo en una hernia de disco: por ejemplo si estoy entre la L4 y L5 con un problema de disco, estoy teniendo un problema con respecto a algún colateral por no sentirme como la norma, por ser diferente a los demás. Y en la L5 se depositan todos los conflictos con colaterales.

Por experiencia, en la L5 hay muchos conflictos con respecto a la pareja, con respecto a la pareja que tengo y quisiera no tener, con respecto a la pareja que no tengo y quisiera tener… porque me siento con eso distinto a mis colaterales. No lo vivo como la normalidad.

Es también una vértebra que se relaciona tb con conflictos en la fidelidad, con las relaciones sexuales fuera de la norma. “lo hice y no quería hacerlo, lo hice y me arrepiento (que es el lumbago del otro lado (izdo.?)

(Lumbago a la derecha: relacionado con algo que quiero hacer y no hago o un lugar que quiero ir y no voy… y siento impotencia)

L5: vivo estos procesos relacionados con la norma, la normalidad, lo que hacen la mayoría de mis colaterales y lo vivo con mucha presión.

Todo el tema de discos los vamos a ver uniendo los dos temas que están relacionados las vértebras.

La L5 es la que se une con el sacro. Cuando tengo un problema de L5-S1 (particularmente problemas en el nervio ciático) lo que voy a resentir es una cuestión con colaterales relacionada al hueso de los instantes sagrados.

El sacro es el hueso donde reflejamos los conflictos propios y de nuestro clan de instantes sagrados. En la vida de una persona que se ha completado de manera más o menos normal: la concepción – el nacimiento – los 15 años (a nivel biológico es la edad en la que comienza la posibilidad de gestar un hijo)  – ser padres – ser abuelos – morir.

Cuando en una vida hay determinados instantes sagrados que no se llegaron a tener ya es un conflicto y si en un clan por ejemplo hay problemas en los partos, si hay conflictos en determinados casamientos, en mujeres que están en desarrollo… todo ello se somatiza a nivel del sacro.

Volviendo a la L5-S1: va a estar implicado un colateral y un instante sagrado. Tengo un problema en el nervio ciático: por ejemplo, llegué a determinado casamiento y allí estaba mi ex esposo con su nueva novia o me crucé por la calle con mi ex esposo con su nueva novia embarazada (instante sagrado). Estaba en el velorio de mi papá y se me arrimó mi hermano a decirme que quería hablar de la herencia.

Siempre tengo que buscar esos instantes sagrados: en el bautismo de, cuando nació fulano, cuando se casó…, cuando tuve mi primera menstruación.

Tengo que buscar un colateral y un instante sagrado.

A veces, la persona piensa que en su caso el conflicto es con el papá, con la mamá. Es normal, la función del inconsciente es enmascarar el dolor, proyección, desplazamiento: el clic, la emoción va a salir cuando hagamos la unión del conflicto con un colateral.

Con respecto al sacro siempre tenemos que buscar conflictos en un instante sagrado

COXIS: el último vestigio de la cola que en un momento tuvimos en nuestra evolución: para tomarse de un árbol… para sentarse, para el equilibrio… donde me siento, donde estoy parado, como  hago el equilibrio y siempre en relación a mi clan. El coxis está en la zona del ano y en el ano resiento todo lo que tiene que ver con identidad y con mi lugar en la familia. Donde apoyo mis nalgas, donde me siento, cuál es mi lugar en la familia. Y ahí intervienen todas las identidades.

El ser humano tiene varias:

  • Biológica: hombre, mujer (y cómo estoy con eso) Si me siento cómodo con esta identidad, puedo tener una pero mi elección no es la misma. (la comparación siempre es la clave de los conflictos de desvalorización, con quien más tiendo a compararme es con mis pares)
  • Quién soy con respecto a mis amigos, a mis compañeros de trabajo, de estudio…
  • Cuál es mi lugar en la familia, entre mis hermanos: cuando una persona creía ser el hijo nº 2 pero no sabía que mamá tenía antes niños no nacidos. A veces es suficiente que la persona lo sepa para que el conflicto mejore. Personas que se golpean mucho el coxis tenemos que ver cómo andan con estas cuestiones de identidad, si en el clan son quien en realidad creen ser.
  • Eso es lo que vamos a ver en el coxis: identidades y lugares que ocupo, donde me siento,… siempre vivido, porque es un hueso, desde la desvalorización.

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en BIODESCODIFICACIÓN, SALUD y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a LA COLUMNA Y SUS CONFLICTOS por Pablo Almazán

  1. Adriana* dijo:

    ¡Excelente, gracias!

  2. M.Teresa Elizalde dijo:

    Maravilloso!!!Clarísimo y bien dicho!!!! GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  3. Loreto vergara dijo:

    Excelente .Excelente. ¿ tendrias mas informacion a cerca de las dolencias de las articulaciones Mayores?? Te lo agradeceriamos mu C hisimo y mi hombro , codo. Rodillas y yo mil veces mas.

  4. Annabella Oliveros dijo:

    Me parece un buen aporte. Con mucha claridad y bien desarrollado.
    Se agradece este espacio de información para el crecimiento individual y para comprender el dolor físico que experimentamos y su implicación bio- emocional. Muchas gracias.

  5. Georgina Curts dijo:

    Quiero saber sobre la prostata y el cancer
    La fibromalgia

    • Cruz Barbero dijo:

      Buenas tardes, Georgina
      Te animo a que sigas investigando en este espacio sobre esas “conversiones” biológicas que se llaman fibromialgia… Y san google está lleno también de información sobre ello.

      Abrazos

  6. Agustín López Huete dijo:

    Hola. Mi madre tiene esta enfermedad y siempre me esta diciendo de forma recurrente estas frases: “Tú no sabes nada”, “Lo que tú haces no sirve de nada”, “No te voy a valorar nunca”.

    • Cruz Barbero dijo:

      Buenos días, Agustín
      Claro, lo que ella siente sobre ella lo vuelca sobre tí. Es una buena ocasión para practicar aquello de “oidos sordos” pues sino tú asumirás esas frases como propias.

      Un gran abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *