EL DESAPEGO por Enric Corbera y un regalito más para expandir nuestra conciencia

Efectivamente, cuando uno entra en la bio… la vida te cambia por completo y es que ante lo que nos pasa (usualmente de “malo”)  ya nunca más te puedes escudar en las excusas y razones que nos solemos dar: es que he cogido frío, es la edad, es … 

Eso no quiere decir que lo tengas todo solucionado (al menos personalmente no lo es) pero cuando algo pasa, algo duele, algo chirría… lo primero que pienso es “¿qué estaba pensando? ¿qué sentía?” Y a veces lo encuentras fácil y otras se te escapa por los pelos de las creencias y no lo ves pero solo el ejercicio de pararte y saber que uno tiene que ver con lo que vive, con lo que “le” pasa… ya has hecho la mitad del camino. Y la biología que es muy sabia irá informando-nos de los significados, de por dónde hemos de mirar…

Ayer me llegó (y lo ví) un vídeo de Corbera hablando sobre el “desapego” y hoy me ha llegado una entrada desde Radio Refugio (pero originariamente desde Akasha Sanación Integral) contando “un caso personal” analizado desde la Bio a propósito de ese “anhelo” que todos hemos sentido alguna vez (por falta de confianza en uno mismo) de que alguien venga a salvarte, a sanarte, alguien con una varita mágica que deshaga todo lo que sea necesario deshacer… 

Y mira tú por dónde el mago lo llevamos puesto (mañana compartiré dos entrevistas en Argentina a mi “mago favorito” – José Luis Parise – )… y se nos puede pasar la vida sin permitirle hacer su cometido: magia. Así a lo bobo. 

Ahora que me doy cuenta, qué afortunados que el año entrante será gallo de fuego según la tradición china y al gallo le gusta sacar a la luz lo que llamamos “malo” pero también propicia que saquemos nuestros dones a la luz. 

ja, ja… y ya va siendo hora. 

Un placer, viajeros de luz. Qué disfruten de estos dos regalos que la vida nos ofrece generosamente para expandir nuestra percepción de las cosas, vivencias, aconteceres …

Gracias, gracias, gracias

+

¡AYÚDENME A SANAR, QUIERO SANAR, SÁNENME!

 

 

Si yo les dijera, cuántas veces al día leo y escucho éstas frases, no me lo creerían.

Y lo entiendo, porque hasta yo he pasado por esa situación, y es que a veces está uno tan enfermo, que en lo único que se piensa, es en que baje un ser celestial, que nos toque con su blanco manto y nos sane. Así!

Aún recuerdo que hace algunos años, calculo que como 8 o 9 , tuve una bronquitis tan pero tan fuerte, que yo creí, sentí, pensé, aseguré que me moría.

No podía respirar, tenía fiebre, tosía sacando los pulmones con todo y huesos creo, los antibióticos no servían para nada y yo no sabía qué hacer.

Y es que ante la “crisis”, pareciera que el cerebro, deja de funcionar, dejamos de pensar, dejamos de razonar y únicamente rogamos porque alguien más nos ayude.

Cuando uno entra en éste mundo de la Biodescodificación, la vida cambia por completo.

Hasta un simple y sencillo estornudo, se convierte en un análisis mental inmediato de:

– ¿Qué dije?, ¿Qué me dijeron?, ¿Qué me molestó?, etc.

Y es que hay una regla de oro en Biodescodificación: EL CAMBIO ESTÁ EN UNO MISMO.

Uno mismo es el que debe revisar lo que sucedió, lo que nos dolió, lo que nos molestó, lo que nos angustió, porque sólo así, daremos con la razón de nuestro síntoma.

De más está decir, que mi bronquitis (amenaza en el territorio), se debió aquella vez a una visita de amigos a mi casa (yo no esperaba visitas), que fluyó en una plática de burlas y críticas (cosa que me molestó) y terminó bastante tarde, mucho después de la hora que yo tenía planeada para irme a dormir. En pocas palabras, una tortura dentro de mi territorio.

También sobra decir, que mi fiebre, mi tos, mi molestia, era ya la fase de solución de aquella amenaza en mi territorio, y que yo ya había superado la inesperada visita, y que de un día a otro desapareció sin más.

Lo malo, es que no todas las personas tienen la suerte de llegar a un punto de conocimiento, de razonamiento, de cambio.

Yo, a partir de aquella visita, ya no convivo con esos amigos, fue el cambio que decidí hacer, y si llego a hacerlo, es en un lugar neutral, no en mi casa. De esa manera, pongo mis límites y estoy en paz.

De ésta manera, cuando la única función de la Biodescodificación es decirte EN QUÉ TE ESTÁS EQUIVOCANDO, para que tú te sanes a ti mismo sanado lo que haces, lo que eres, lo que crees, etc. Se convierte en la equivocada idea de “sáname”… y la Biodescodificación no está para eso.

Que son muchos conceptos, sí. Que qué flojera aprenderse todo eso, tal vez, que a mí sólo me interesa tal síntoma y no quiero saber más, válido. Pero, ¿por qué es tan difícil para la gran mayoría de las personas, cambiar o cambiar su entorno?

Quieren sanar mágicamente, sin tomar nada, hacer nada sin razonar nada. Y aquí entramos ya en otro paradigma, y es la evolución como ser humano consciente. Y lamentablemente, no todos estamos listos para ello.

Es más fácil ir al médico, que nos revise, nos recete un medicamento potente, que sentarnos a analizar nuestra vida.

Y todavía, encima de eso, le otorgamos el mágico poder al médico de diagnosticarnos equivocadamente, de meternos miedo, de limitar nuestra ya caótica vida con las benditas etiquetas de: diabético, hipertenso, obeso, asmático, alérgico, cáncer etapa 4, etc.

Cuando de lo único que se trataba, si logramos sobrevivir a eso, era sentarnos a revisar si realmente estamos viviendo la vida que deseamos y cómo percibimos todo nuestro entorno.

Tengo más de 5 años sin padecer siquiera una gripe o un dolor de cabeza. Y no me siento especial por ello, no. Siento una gran responsabilidad para conmigo. Es como si fuera manejando un auto, sobre una autopista sin fin, en donde no me puedo distraer ni un solo segundo porque me estrello.

Y es que todos los días se presentan situaciones tan diversas, que, si no estamos en pleno control de nuestras reacciones, nos pueden alterar, hacer gritar, hacer llorar, etc.

No todo es miel sobre hojuelas, bueno fuera.

Tenemos que permanecer atentos todo el tiempo, disfrutando la vida sí, pero a la vez atentos de nuestros miedos, de nuestros apegos, de nuestras creencias, e ir trabajando con eso para no caer, para no enfermar.

Todos los días, revisando el trabajo, los amigos, la familia y hacer que todo esté en equilibrio o lo más parecido a ello.

Así pues, si ustedes están viviendo una situación de enfermedad grave, tomen sus medicamentos, sigan sus tratamientos, pero regálense unos minutos, para revisar su vida, para decidir qué cambios deben hacerse, para simplemente, estar bien.

Fuente: Akasha Sanación Integral

Fuente: https://www.radioelrefugio.com/2016/12/29/ay%C3%BAdenme-a-sanar-quiero-sanar-s%C3%A1nenme/

Esta entrada fue publicada en BIODESCODIFICACIÓN, BIONEUROEMOCIÓN, CONSCIENCIA, ENRIC CORBERA, SALUD y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a EL DESAPEGO por Enric Corbera y un regalito más para expandir nuestra conciencia

  1. Dinora Otero dijo:

    Buenas tardes, quisiera saber por donde podría empezar a “educarme” en estos temas ya que desde hace años he mirado cosas de este tema pero es que no sé por donde empezar porque si me interesa conocer más a fondo.

    • Cruz Barbero dijo:

      Buenas tardes, Dinora

      Estás de enhorabuena, este espacio está lleno de artículos, conferencias… sobre todos esos temas.

      Conoces a Jorge lomar? y a Sergi Torres? Para ese tema, empieza por ellos. No tienes más que teclear sus nombres en you tube (aquí en el blog hay mucho compartido de ellos pero si vas al original pues ya lo encuentras tú solita y te llegarán los que necesites tú…. Después el hilo te irá llevando.

      Buen camino, Abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *