VIVENCIAS QUE RESUENAN

Uau…12 días sin escribir. Qué gracia que coincida con toda la onda encantada de la luna, en la que nos correspondía purificar las emociones, como hace el mar en su constante movimiento. Es como que había tanto que vivir que no daba para re-sumir y contarlo. Hoy es el día de culminación de esa onda, el tono 13, el de la trascendencia: cómo vamos a trascender el camino de purificación de esas emociones y precisamente la respuesta nos la da el primer sello, el del dragón.  Esas cositas que tiene la magia de la vida, como que la culminación se hace desde el principio. Luego ya cada uno que saque sus propias “consecuencias”.  En estos 12 días sin escribir ha habido tantas vivencias que tendría para un libro. Hoy comenzaré por el taller: Hace una semana justo todavía estaba nerviosa por el curso – es marca de la casa la de los nervios, ja, ja -. Aunque tenga claro de qué voy a hablar…  hay una punta de inquietud siempre porque todavía no lo he verbalizado y te queda la duda incesante de “la forma de decirlo”. El Finder siempre me recuerda que “no preocupar, ya lo has vivido, tu … Leer más…