LA “DICTADURA” DEL PEATÓN

cruzando

En el año 88 del siglo pasado, ja, ja,  viví por primera vez un ratito largo en Inglaterra y la casa donde vivía con algunos de los profes en prácticas de la escuela donde estudiaba, estaba justo al borde de una carreterita con un flamante paso de cebra. Era poner el pie en el asfalto y el coche que viniera ya había parado. Por entonces, en este país eso era impensable, era un “sueño”.

30 años más tarde, aquí ya pasa “casi” lo mismo, es decir que uno está en un paso de cebra y el coche que venga para.

En Inglaterra veía también que los peatones eran respetuosos con los conductores, es decir, que si venía solo un coche, ellos – los peatones – indicaban al conductor que pasara. Aquí, como peatón a veces lo hago y siempre es una risa “pasa tú” “no, pasa tú”. Bueno, al final pasa el que sea.

Siempre he pensado que todos deberíamos pasar por todas las experiencias para saber cómo se puede sentir el otro: yo soy peatón pero también conduzco así que sé de las dos partes y como tal debo de saber lo que puedo y no puedo hacer en cada caso.

Leer más…