EJERCICIO PARA DES – CUBRIR CREENCIAS INCONSCIENTES

Durante estos últimos días se ha dado la “coincidencia” (ya, ya) de que varias personas que en los comentarios han agradecido ejercicios prácticos que habíamos compartido para ver tu sombra, para trascender cargas transgeneracionales… 

Y yo me alegro de que precisamente los agradecidos  sean los ejercicios prácticos, los que hay que hacer, los que nos hacen re-visar, re-capitular porque las teorías son fantásticas pero… no tienen resultados sino hay práctica y además nos mantienen en un estado de eterna búsqueda de la “varita mágica” (que por cierto la tenemos en nuestras manos) que va a producir aquellos cambios que sabemos que necesitamos. 

Esto lo sabemos ¿verdad? solo que el “ego” sigue haciendo la misma pregunta: ¿y ahora cómo lo hago? 

Hoy les traigo a compartir otro ejercicio: en este caso el objetivo es descubrir – es decir, dejar de cubrir – nuestras creencias inconscientes y limitantes. Por las creencias que no son limitantes sino expansivas y creadoras… no viene nadie a consulta ni pregunta cómo hacer. 

En mi experiencia, el paso primero y fundamental para ese des – velar (quitar el velo) todas esas trampas, cuñas y zancadillas que son nuestras creencias limitantes… es algo tan sencillo como escucharnos hablar hacia afuera y sobre todo escucharnos hablar por dentro. Cada juicio, cada opinión que nos re-mueve por dentro abriendo la caja de pandora de valoraciones… es como una pista que nos lleva a una determinada creencia que nos está achicando la vida. 

Así que, fácil y sencillo: escuchar y escucharnos. Tomar nota y tomar conciencia. Todo gratis y sin necesidad de nadie. Eso sí, la honestidad es imprescindible y no dejar pasar al ego ninguna explicación racional que por cierto son muy fáciles de reconocer porque siempre empiezan por “ya, pero…” “si, pero en mi caso…”… ja, ja… frases de ese tipo que cuando te oyes pronunciarlas… ya sabes que hay un tesorito esperándote: el de tomar conciencia de tu propia inconsciencia. 

Y a continuación les dejo con el ejercicio que nos proponen desde “Esencia Alquimia“: Un ratito de tranquilidad para hacer eso que tan bien nos viene: Re – visar – cordar – contar – capitular…

Nos encantará recibir noticias de lo que des – cubran. 

Un placer y un honor, como siempre, viajeros de luz. Buen camino. 

Gracias, gracias, gracias. 

Ejercicio para descubrir tus creencias inconscientes

Si podemos reconocer las pautas que tenemos impresas en las personas, situaciones y relaciones de nuestra vida, tendremos una buena idea de nuestras creencias inconscientes en las que tienen su origen

Te invitamos a hacer un cuestionario rápido, simple y eficaz donde identificarás las caracerísticas de tus cuidadores cuando eras niño, sobretodo sus rasgos “negativos” o contractivos. El propósito es identificar las impresiones y creencias que nos formamos de estas características negativas cuando éramos niños.

Rellena este cuadro:

HombreMujer
B (+)Lista de las características positivas de tus cuidadores. Pueden ser tanto los padres, hermanos, parientes, amigos de la familia, que cuidaron de tí hasta los 15 años
A (-)Haz una lista de las características negativas de esos mismos cuidadores.La lista se basa en tu manera de contemplarlos desde la inocencia de un niño

 

Ejemplos: Distante, controlador, crítico, estricto, frío, injusto, temeroso, dehonesto, juzgador…

Ahora responde con palabras sueltas o frases simples esta pregunta, desde la perspectiva actual, desde tu adulto:

¿Qué es lo que más querías y necesitabas de tus cuidadores?

C:

Ahora vamos a identificar las frustracciones recurrentes de la infancia (por ejemplo: no ser escuchado, desear más reconocimiento)

Como de pequeños somos muy creativos encontramos otros modos de conseguir lo que necesitabamos ( me saltaba las reglas, me retiraba del mundo, buscaba a otra persona…)

Describe tus frustraciones infantiles y lo que hiciste para afrontarlas.

Responde con palabras sueltas o frases breves.

 

1. Tus frustraccionesde la infancia2. ¿Cómo abordastetus frustracciones?

 

D:

Completa el siguiente esquema con una mente abierta, recordando que en la vida nada es absoluto.

  • Declaración 1: A veces atraigo gente a mi vida que son……………………………………….(acaba la frase con una palabra de “A”)
  • Declaración 2: Yo quiero que sean……………….(palabra de “B”)
  • Declaración 3: …para poder tener ………………(palabra de “C”)
  • Declaración 4: A veces me impido conseguir esta haciendo ……………………. (Palabra de D2)

La declaración 1 te ayuda a reconocer que a veces atraes o has atraido a personas con las características que menos te gustaban de tus cuidadores infantiles. Al percibir esas cualidades como negativas cuando eras niño y tuviste una fuerte aversión hacia ellas, se convirtieron en tu sombra, al poner una carga emocional sobre ellas. Tu disgusto hacia esa cualidad negativa se convierte en el imán que la atrae a tu vida adulta.

La declaración 2 te ayuda a ver que a menudo esperas de los demás las cualidades que considerabas buenas o positivas de tus cuidadores.

La declaración 3 te hace consciente de las cosas que quieres y necesitas en la vida desde el punto de vista de un niño.

Aunque ahora seas adulto sigues buscando las mismas cosas que cuando eras niño, sólo que ahora tratas de encontrarlas de maneras más adultas y sofisticadas.

La declaración 4 sugiere que inconscientemente podrías estar bloqueando la gran alegría y los logros de tu vida al intentar satisfacer tus necesidades usando versiones actualizadas de las técnicas que aprendiste de niño.

Tatiana Muñoz

Fuente: https://elblogdeesenciadealquimia.com/2014/07/10/ejercicio-para-descubrir-las-creencias-inconscientes/

 

 

Deja un comentario