CALENDARIO ORACULAR: LA HUMILDAD, LA ACEPTACIÓN COMPLACIENTE

LA MODESTIA

LA HUMILDAD 

LA ACEPTACIÓN COMPLACIENTE

Buenos días, viajeros de luz

Desde la luna llena del 8, en base a la investigación realizada en la Escuela Neijing de la mano del Dr. Padilla Corral, entramos en otro tiempo oracular, esta vez regido por el hexagrama 15: La humildad, la modestia. Como el calendario oracular, además tiene la virtud de guiarnos en ese camino de auto – mirarse, escucharse, expresarse… en la escuela neijing añaden un nombre alkímico que en este caso es LA ACEPTACIÓN COMPLACIENTE.

¡Qué “casualidad”! unos días antes una servidora había publicado una entrada con el título de Adaptación Gozosa y Atenta y mira tú por dónde  el hexagrama que nos acompañará y proveerá de recursos durante este mes entre luna la pasada luna llena y la siguiente es LA ACEPTACIÓN COMPLACIENTE. ¡Ole!

La luna llena que pasamos está en Capricornio con cuadraturas varias, aspectos que se oponen…. Yo no sé de todo esto más allá de lo que me enseñan las diferentes fuentes que en la red se pueden consultar. El día de la luna llena me llegaba a través de una amiga esta explicación que les comparto a continuación para que además del recurso del calendario oracular que hoy nos convoca, tengamos una explicación sencilla de lo que hay en juego en este tiempo y no es algo baladí ya lo leerán. Cuando lo recibí me reí mucho porque acabábamos de conversar con una amiga que nos contaba lo que estaba viviendo tanto en su trabajo como con la pareja…. Y era ¡tal cual! Por eso, sabiendo, comprendiendo… se toman mejores decisiones y se hacen mejor las cosas ¿a que sí?

Normalmente incluyo la fuente pero esta me llegó de otra forma y sin autoría. Gracias a quién generosamente lo compartió. 

Esta es una Luna bien compleja… hay muchísimos aspectos fuertes oponiéndose, chocando, confrontando y moviéndose en el plano astral, ya saben que no me gusta meterme en explicaciones complicadas, así que lo que deben de saber de ésta Luna es que su energía está MUY afectada por los planetas moviéndose junto con ella. Es una Luna llena en Capricornio, el signo de tierra que da respuestas tajantes y finales. Y en nuestra vida éstas respuestas finales tienen que ver con lo que hemos vivido los últimos 6 meses. Pero con todo lo que se ésta moviendo, ésta toma de decisiones viene con la presión exterior e interior diez rayitas arriba de lo normal. ¿En que se traduce? Conforme nos acerquemos al Domingo 9, la intensidad del fuego emocional irá escalando, nos podemos tornar agresivos, violentos, poco tolerantes y empezar a sentir que toda esa ira contenida o emociones no expresadas empiezan a silbar como una olla exprés a punto de estallar. Todos los asuntos que no has terminado de resolver dentro de ti (para después solucionar en el plano pareja, familia, socio, amistades etc.) empiezan a brincar para llamar tu atención, como te dije, Capricornio pide respuestas y soluciones finales, y para llegar a ellas primero hay que liberar lo que no liberamos o sanamos en el proceso Marzo-Abril. El problema es que ahora todo lo que no trabajamos “por la buenas”, todo a lo que no le dimos atención en el momento del primer aviso, ahora viene a exigir que lo veamos a la cara sin rodeos. En español: Los esqueletos en tu closet en tu relación de pareja, amigos, socios y familia, pueden provocar una crisis o un drama… pero es necesario que lo vivan para afrontar las cosas como son, para dejar de esconderte atrás del “no pasa nada”. Hay que encarar lo que realmente sentimos y dejar que las cosas tomen el mejor rumbo para los involucrados. Pero esto no es malo, por el contrario, si ambos ponen de su parte, ésta crisis puede ser la que le de punto final al periodo de conflictos y los lleve a tomar la decisión de comprometerse de una vez y por todas a ir a lo que sigue de la mano. Si por el contrario, lo mejor para ustedes es tomar caminos separados, también podrás verlo a todas luces, así que tomar tu decisión en el mood capricorniano (y no hay nada más firme que un Capricornio cuando se decide) será sencilla de tomar porque se sentirá como lo correcto. Es el momento de mirar tus relaciones con un lente objetivo y balanceado, uno que te permitirá ver la dinámica de cualquier relación con toda claridad para descubrir donde están todos esos sentimientos y patrones negativos que les causan conflictos o desarmonía. Si no sabes a donde va esta luna o que esperar, te doy una pista: ¿Qué te estabas proponiendo a lograr por ahí del 23 de Junio? ¿Qué planes nacieron alrededor de esas fechas? Bueno, éstas son las dos semanas donde se hace el ajuste emocional necesario para que puedas lograrlo de verdad, sin medias tintas. Por ultimo te recuerdo: Plutón esta retrógrado y ahora jugando un rol bien fuerte en todo este proceso astrológico, tiene la batuta en la mano y para que sepas porque te lo cuento, es porque don Plutón es el planeta que genera transformaciones intensas y fuertes en nuestra vida y destino, transformaciones que requieren destruir para renovar. Es el terremoto que tira las torres viejas para que levantes una nueva, más firme y más alta. Y a juzgar por los otros aspectos, estas “destrucciones constructivas” nacerán de lo que surja de la lucha ego vs emociones, de lo que quieres vs lo que necesitas. Es una Luna importantísima porque además nos va a empezar a acomodar el camino para la siguiente, que es el eclipse… así que no te tomes a la ligera nada de lo que ocurra en estas dos semanas y avanza guiado por el compromiso a tu propia evolución.

Bien, y ahora seguimos con lo nuestro: el tiempo oracular de La modestia, de la humildad y de la Aceptación Com – placiente.

¡Qué buena palabra “com-placiente”!

Y qué parcialmente se nos ha enseñado o la utilizamos porque cuando decimos que alguien es complaciente pensamos casi únicamente en que esa persona complace fácilmente los deseos de los demás y eso así, sin más, se revuelve contra esa persona si un día no lo hace: “es que no eres nada complaciente”. Si la persona complaciente en ese sentido se extravía un poco… se convierte en sumisa. Y ayer cuando comencé a escribir esta entrada ví también que la palabra “complaciente”, además de pasivamente complacer los deseos o peticiones de otros, nos lleva a con – placer, es decir que hacemos las cosas con placer, con gusto, con ganas…lo que incluye, por supuesto, que no me resisto, al revés.

Y ese (el placer) es propio, no tiene estrategia (que de eso nos habla este hexagrama),   porque el placer no se siente por estrategia, “ay, voy a sentir placer”, pues no. Ni se siente para algo. El placer brota de mi interior, de mi corazón complacido con lo que es, lo que piensa, lo que siente, lo que hace y se nota, se expresa en todos los órdenes de la vida y se nota.

Y ya sabemos cómo pasan las cosas, ja, ja: Cuando el tiempo oracular nos pide modestia, humildad, aceptación complaciente es normalmente cuando por esa co-dependencia con las energías del universo (pues somos intermediarios entre la energía del Cielo y de la Tierra) se sabe que no la hay o puede ser complicado. Después de leer sobre la luna en capricornio… ya se ve que se necesita “algo” potente para no “morir en el intento”, ja,ja. Es como que nos asisten con recursos, con valores.

¿No es genial y emocionante? Esas veces que estamos bajo mínimos, creyéndonos solos…. Ya ven que no tiene ninguna razón de ser pues puntual a la cita llega el antídoto, el recurso: ¿qué mejor recurso que saberse Arte y Parte? Uau, no tiene nada que ver.

La explicación que incluyo viene de Carol K. Anthony “Guía del I Ching” y nos explica por activa y por pasiva eso de la modestia… Ja, ja, por cierto, nada tiene que ver con lo que desde el paradigma de la religión se nos enseñó cuando éramos pequeños – al menos a los que tenemos ya unos años, no tengo ni idea de cómo lo hacen ahora.

Y una de las definiciones tiene que ver con eso: con saberse parte y arte de esa Fuerza Inconmensurable que crea, sostiene y entretiene todo lo que hay. Desde esa posición, ni se te ocurre meterte en la vida de nadie (que sería lo contrario de la modestia),  interferir en que las cosas sean cómo mi control me pide que sean (y ese control viene del ego y está fundamentado en programas y creencias…¡para echarse a temblar cada vez que nos encontramos inmersos en ese “controlar”!)…Ni se te ocurre porque confías en que el camino de la Vida tiene sus curvitas y no va todo recto cómo a veces pretendemos.

Como la nueva plantilla que mi ángel de la guarda, en forma de desarrollador de webs, me ha puesto para que publique las entradas me permite muchas más cosas (y también necesito mucho más tiempo, ja, ja hasta que aprenda bien) por ejemplo les he puesto como en una alerta algo que pasa a menudo y es que cuando hablamos de la gente les metemos, sin querer, en carpetas que muchas veces tienen que ver con “no tiene remedio” “no va a cambiar”… sin saber ni querer tampoco, impedimos que el camino curvo del Universo haga lo que tiene que hacer con esas personas para solucionar, para transformar… Es como que esas palabras bloquean el sentido de la vela: iba en una dirección pero nuestras palabras han puesto la vela en la dirección opuesta. ¡Cachis! Y todo eso inconscientemente porque no nos escuchamos.

Toda una labor la que nos toca para ir “de – velando” esos desvíos que nuestras palabras hacen. Eso sí, no conozco nada más burbujeante y divertido que estar atento a todo ese mundo que transcurre entre líneas. Me río al pensar que mi primera vocación y formación en filología no me hacía presagiar el inmenso mundo que se abriría cuando sabes que “en el principio fue la Palabra”, es decir: LA PALABRA CREA.

Y para que nuestras palabras creen la realidad que queremos, es necesario – ya lo creo – saber qué significan las palabras, no siendo que creamos que estamos creando A y como la palabra – intrínsecamente – significaba B…. pues el Universo que es bien, bien mandado… se dirige hacia B.

Hoy, en esta entrada que comparto, nos desmenuzan la modestia, la ostentación…  Espero que les sea tan revelador como a una servidora.

Ah, además, y muy importante algo que dice: esta modestia, esta humildad se podrá dar… en la medida en nos posicionamos sin planes y des- estructurados. Tema harto complicado si estás inmerso en rutina inconsciente y ajetreada.

Imagen tomada de Universo Peregrino y que incluye los resonadores activos en este tiempo oracular. 

Gracias infinitas por esta nueva oportunidad de transmitir recursos que probadamente resultan eficaces y nos permiten ir limpiando esa percepción velada por nuestra propia interpretación.

Gracias, gracias, gracias.

A continuación encontrarán la localización de ese resonador: nei guan al que pueden acudir sin miedo a que sean muchas veces, ja, ja.

  • Tocar, sentir ese lugar y después presionar en modo “pulso” al echar el aire: inspiro y no hago nada, expiro y pulso nombrándole: Nei guan, Barrera de lo Interno.
  • Como hemos mencionado en otras ocasiones también podemos hacer el qigong del hexagrama, del ideograma de La modestia… danzarlo, pintarlo, visualizarlo…. Todo ayuda a colocar la vela en el sentido que es menester en este momento: hacia la humildad y la aceptación complaciente… que no tiene nada que ver con la resignación, obvio.

 

HEXAGRAMA 15: LA MODESTIA – LA HUMILDAD – LA ACEPTACIÓN COMPLACIENTE

K´un: Lo receptivo, la tierra

Ken: El aquietamiento, la montaña

Continúa constantemente hacia adelante, a pesar de los errores.

Explicación de Carol K. Anthony

La montaña dentro de la tierra. La montaña se desgasta y se convierte en llanura: esta es la imagen de la modestia, un estado de transformación, una actitud de concienzuda paciencia para intentar hacer lo correcto.

El hexagrama nos aconseja despojarnos de la ostentación (las alturas) y desarrollar nuestro carácter (llenar las honduras). La ostentación se refiere muchas veces a dejarnos llevar por alguna forma de justificación porque no confiamos en seguir la verdad..

La ostentación está presente cuando asumimos con descuido que las pequeñas malas costumbres o complacencias (indulgencias) no son importantes. Por ejemplo: es ostentoso dejarse llevar por cualquier clase de abandono. Durante estos momentos perdemos el contacto con nuestro yo interno y, por lo tanto, perdemos la conciencia, tanto de la oportunidad de servir a un bien superior como del peligro. El abandono por descuido tiene lugar cuando luchamos por influir o cuando nos perdemos en la auto-afirmación. Nuestra responsabilidad consiste en servir a la verdad y a lo bueno: mantenernos sintonizados con nuestra voz interna.

Es ostentoso desconfiar impacientemente de que las cosas irán a salir bien sin nuestra interferencia. La desconfianza nos hace tramar los resultados y saltarnos pequeños pasos que nos llevan al progreso real

Es ostentoso seguir el bien sólo porque nos lleva a conseguir un fin egoísta. La transformación de carácter que tiene lugar al despojarnos de la ostentación representa la consecución de la modestia. Al corregirse sinceramente, el hombre superior “lleva a término su obra” cuando aprendamos a seguir la verdad y el bien sin razón alguna, habremos aprendido el verdadero sentido de la modestia.

Recibir este hexagrama implica que necesitamos contemplar los diversos aspectos de la modestia. En la práctica, la modestia quiere decir que nos dejamos guiar por el poder supremo sin ninguna resistencia interna. La resistencia puede tomar formas sutiles: por ejemplo, nuestro ego nos hace memorizar reglas y nos lleva a crear formas uniformes para abordar los problemas, porque de esta manera puede retener el mando de nuestra personalidad. Para evitar la invasión del ego necesitamos mantenernos desestructurados y no dejarnos seducir por los planes y los esquemas.

La modestia quiere decir que mientras mantengamos nuestros valores y principios, nos mantendremos receptivos a nuestra voz interior y a la oportunidad de decir o hacer lo correcto. Tales oportunidades siempre se presentan por sorpresa, particularmente cuando nuestra actitud es receptiva, alerta y desestructurada.

La segunda línea de lo receptivo señala que todos los ingredientes están presentes para tratar con los problemas que surgen; no necesitamos añadir o quitar nada; solo necesitamos permanecer alerta para reconocer estos elementos y utilizarlos cuando se muestren. El I Ching también dice, en la quinta línea de Mantenerse unido, hexagrama 8, que sólo debemos cazar “la pieza que se ofrece voluntariamente”, sin que ello se convierta en “una carnicería”. Esto nos advierte que no debemos tratar de lograr más de lo que es posible en la situación dada. Es modestia refrenar el deseo de progresar a pasos agigantados.

El luchar indica que nuestro ego resiste la situación y desconfía de a dónde lleva el camino. No quiere ser “llamado a la acción” por las circunstancia ni ser el actor que se llama al centro de la escena (que sería lo modesto), sino que quiere ser el críticop entre la audiencia que aprueba y desaprueba todo lo que sucede. La modestia consiste en permitir nuestra dependencia del cosmos.

Otro ejemplo de inmodestia se presenta cuando pedimos la guía del sabio y entonces lo sometemos a examen. Se expresa la modestia cuando resistimos las voces internas de la duda y mantenemos la mente abierta. Lo cual no quiere decir que se espere que creamos con una confianza ciega, pero sí que mantengamos la mente abierta y suficientemente paciente como para dar una oportunidad al consejo del sabio para probar su fiabilidad. La modestia es inconsistente ya sea con fe ciega o con ciega incredulidad.

La modestia se funda en la simplicidad y la franqueza y en una activa resistencia a las costumbres negativas de la mente: las arrogantes presunciones que nos separan ya del sabio o del potencial para el bien que tiene otra gente y de las posibilidades inherentes en lo inesperado.

El desesperanzarse con la gente es la incredulidad arrogante en el poder de lo negativo para lograr lo improbable

¿Quiénes somos nosotros para negar este potencial con nuestra duda, una duda que bloquea su poder regenerador?

Solo el sabio sabe cómo hacer que funcionen las cosas en nuestro mejor interés, es modestia mantener la mente abierta y reconocer que el serpenteante camino de lo creativo es por el bien de todos, mientras que el camino recto creado por nuestro ego sirve sólo para nuestro reducido interés, y muchas veces, en detrimento de otros.

Deja un comentario

*