LA EMPRESA EN LA NUEVA ERA – Entrevista a José Luis Parise por Ana Cascales

Gracias a Ana Cascales por estas dos profundas y a la vez frescas entrevistas a José Luis Parise. Y con un tema como la em – pre – sa en la Nueva Era (que no tiene que ver con la New Age) Son puro desarrollo etimológico – mágico desgranando palabras como mito, como paradigma, emuná, aleteia… Para una servidora, filógoga de primera vocación allá en los 80 del siglo pasado… es un deleite escuchar a este mago mago y mago de la palabra además.

Cuánto me hubiera gustado tenerle de profe de etimologías por aquellos años. Estos días ha estado por aquí una gran amiga y compa de carrera y nos acordábamos de la locura que teníamos  haciendo las etimologías de cada palabra que nos atraía en letreros, nombres… mientras andábamos por la ciudad. Y sin embargo, estábamos a uvas del verdadero sentido de las palabras pues nos ocultaban – no sé si adrede o por ignorancia de pertenecer a un paradigma y de ahí no salgo – las palabras en los idiomas originales y sus significados.

¿Y si alguien nos hubiera dicho que Lo que rige es la Palabra? A lo mejor a estas alturas ya habríamos hecho el trabajito de escucharnos al hablar y escucharnos los desvíos de lo que decimos cuando hablamos  -  que, en general, no tiene que ver con lo que creemos que decimos, ja, ja  - . Sin embargo el paradigma de la religión se encargó de encuadrar aquellas frases mágicas de Juan: “Y en el principio fue la Palabra… y la palabra se hizo carne y habitó entre nosotros” como un galimatías religioso perdiéndose el principio mágico por excelencia.

Y así, si digo enamoramiento hay un miento dentro del amor… mal empezamos. Es bastante obvio y sin embargo se nos pasa de largo pues nos han dicho que la palabra es esa y ya está. Pero ¿qué estamos emanando al universo cuando digo “enamoramiento”? ¿qué abre su sonido? Pues por un poner (que habría muchos más), que me enamoro de alguien (y ya sabemos que no es casualidad) y me miento sobre cómo es y me digo “ya lo cambiaré yo”. Ja, ja, el resultado ya lo conocemos y a lo mejor lo estamos viviendo y todo.

En estas 2 entrevistas J.L. nos quita velos sobre “em – pre – sa”,  teniendo dentro “pre” - de previo, de lo de antes, de lo que ya teníamos, de las creencias limitantes que nos configuran… -y “presa”. Esta última no hay que explicarla, ja, ja. Si lo previo te hizo presa o si estás preso/a de tu negocio…y eso no lo has visto cuando montas una empresa… José Luis nos va desgranando todo esto.

En esta ocasión les incluyo la transcripción de ambas entrevistas con un link de drive para  que lo puedan descargar ustedes o abrir y leer. Si la incluyera aquí sería una entrada super pesada. Antes no sabía cómo hacerlo. Y por ello, nos podemos entretener un poquito en algunas de las frases como esa de “Lo que rige es la Palabra”. Si la comprendes y la sientes… media labor hecha.

En muchas de sus conferencias, entrevistas – y en estas también – dice que “El Universo es el Auriga (el que escucha)” y que “ni el mismísimo Dios se libró de tener que decir en alto lo que quería crear” y dios Dijo: hágase la luz...”” porque el auriga no te oye el pensamiento ni intuye lo que quieres decir ni a dónde quieres ir: escucha y crea lo que escucha que dices o te lleva adónde le pides que te lleve ¡Uau! Y digo uau porque personalmente hago esa labor de escucha y me pillo en cada una que es como de risa: si yo digo “quiero poder conseguir” el Auriga-Universo-Dios-Campo de infinitas posibilidades no me va a llevar a conseguir sino a poder conseguir. Una vez conseguido, ciao, por mil vericuetos se irá. El otro día me ví escribiendo: gracias por la impagable oportunidad… Ja, ja, adiós a cualquier deseo de alguien de pagar porque yo la he clasificado de impagable.

¡Es todo un mundo burbujeante el que se abre en esa escucha! Claro, si cada vez que nos descubrimos en un desvío nos criticamos, juzgamos o decimos aquello de “jolín, otra vez”… pues jolín otra vez y así se repetirá hasta el infinito porque además de la palabra como tal el Universo se abre a la emoción incluída en la palabra. ¡Anda! Si yo digo “jolín otra vez” con risa no es lo mismo que si digo “jolín otra vez” sintiéndome desesperanzada porque creo que esto no tiene remedio. Lo que emanarán mis palabras, lo que atraerán mis palabras serán situaciones muy diferentes. En un caso habrá humor y en el otro … cualquier vivencia relacionada con esa sensación de desesperanza y constante error.

Por eso lo de El lamento no viene a cuento. Cuando te oigas lamentarte… permítete parar un momento y mirar qué hay ahí, dónde dijiste tú que …, qué sentiste tú… que atrajo lo que vives. Ja, ja… siempre te puedes salir. Y… no vale preguntar ¿y cómo lo hago? Porque la respuesta ya está dicha: escuchándote. Ya se, ya sé que todo el sistema en el que vivimos nos aleja precisamente de las oportunidades de escucharnos con ruido y más ruido y todo tipo de entre – ten – y miento.

Ese es el primer escollo de escucharnos. Ah, y las ganas, claro. Para mí, es la peli más divertida que pueda ver y escuchar porque de ello depende lo que me voy a encontrar ahí fuera. Me trae mucha más cuenta, ja, ja como reza la segunda parte del nombre de este blog.

Qué bueno porque ahora revisando las frases que tenía seleccionadas para compartirlas aquí – aunque estén también en la transcripción – casi al final dice lo siguiente:

El pecado capital es no disfrutar. Por eso, en Iniciación, todo es burbujeante porque disfrutamos. Cuando yo en mí escucho esos desvíos, cuando me doy cuenta de que el enemigo está ahí siempre acechando (el economista, el científico….) es divertido porque disfruto habiendo pescado porque como dicen los chamanes “yo hasta ahora era la presa, ahora me doy vuelta y soy el cazador y te persigo a ti” hasta ahora me perseguía el científico “eso sí, eso no…el economista: tienes, no tienes…” ahora yo me doy vuelta y te cazo a ti que yo era hasta ahora el objeto de tu caza.
John Doe
Designer

En estas entrevistas habla de la Em – pre – sa pero en realidad ya aclara que no hay nada que esté separado ni que sea diferente, así pues sus palabras se pueden aplicar a todo: a las relaciones, a lo laboral…y como muestra un botón de por qué a algunos de miss amigos les da sarpullido cada vez que digo Parise porque dicen que habla mucho y que lo hace enrevesado. Nada más lejos de lo que yo siento pues además de que siempre me aclara y de-vela cantidad de conceptos e incluso vivencias, escuchar a Parise es una aportación extra de mágica vitalidad y de certeza en que somos magos, todos, solo hay que separarse de lo que nos impide y pone trabas a ese ser magos de cada uno. Y no me refiero a separarse de nadie, que puede ser también, sino a separarse de conceptos, mitos, paradigmas y creencias propias e internas y eso es una labor de cada uno en lo interno, en lo sútil.

Pues aquí la muestra, ja, ja… aplicable para cualquier aspecto de nuestra vida.

Si primero no mato cuestiones que me hacen obstáculo en mí, afuera, en lo que quiera emprender, voy a chocar contra eso mismo.

De lo que yo no me separo en lo interno, no lo divido, no produzco un límite a eso, me lo voy a encontrar en lo externo.

Y en lo externo es una esfinge que por eso la esfinge se transforma en un maestro: me marca aquello en mí de lo que me tengo que separar.

Aquello que de ti te tienes que separar, aquello de tu entramado, de tu vida, de tu mundo interior… te tienes que separar y no te separas, te pasa factura, te cobra después en lo denso de lo que no te separaste en lo sutil.

A lo largo de la entrevista nos va de-velando palabras como Mito y Paradigma – me encanta – que sin duda nos aclararán los por qué me pasa tal o cual cosa, los para qué me pasa lo que me pasa… y dice: (ja, ja… atentos a la última frase)

Porque nos encarnamos para adquirir conciencia de qué mito seguimos, sea el que sea, y cambiar a gusto de quien quiere crear su propio mito. Eso se llama Iniciación: no perfeccionarnos en el rol del mito que nos tocó, no tratar de encontrar las soluciones dentro de los límites que limitaron a mi familia, sino… de eso tomar lo que me sirve y cuando no me sirva… cambio de mito porque hay otro mito que siguen otros que sirve para lo que yo quiero lograr.
Pero, si yo le indico que siga al ídolo de barro, yo no puedo lograr que la realidad me siga a mí porque yo soy un satélite que gira alrededor de.
Si yo empiezo a girar alrededor de mitos propios, produzco el efecto sol, el efecto magnético, el efecto estrella: empiezo a atraer cuerpos magnéticos, casualidades (paso 7 del método de la magia), cuestiones que necesito para lo que yo quiero lograr y además empiezo a emanar luz. Adquiero conciencia de mi divinidad, no es que solo traigo dinero a casa porque necesito.
Cuando me libero de lo interno que me tengo que liberar, puedo elegir afuera. Antes no.
Tú eres satélite o estrella, no puedes ser las dos cosas al mismo tiempo

Y para culminar les incluyo aquí la parte final de los 4 verbos (que harán frases) de los que debemos alertarnos cada vez que nos oigamos decirlos pues ellos son los títulos de las carpetas que son los 4 paradigmas imperantes y que ya fueron descritos en Los 4 jinetes de la Apocalipsis… que no es de ahora. Ahí dentro hay programas, creencias… relacionadas con esos verbos.

Así pues, al loro con ellos:

Hay 4 palabras que de entrada nos tienen que hacer sonar las alarmas. Son 4 verbos y cada verbo representa un paradigma

  • Verbo de la Ciencia: SABER:

Yo no hago lo que NO SÉ. Yo hago lo que SÉ. Si no sé, no hago

  • Verbo de la Economía: TENER

Yo no tengo, por eso no puedo hacer”. Yo puedo hacer dentro de lo que tengo

  • El verbo que representa el político en ti: PODER.

¿Qué quieren los políticos?: poder.

Yo no puedo… yo voy a hacer lo que yo puedo, qué querés que le haga sino puedo, trato y no puedo

  • Y el más peligroso, la religión: CREER

Yo no CREO que lo voy a lograr

Yo creo que esto es lo que tengo que hacer

El ser conscientes de todo ello, nos re-velará los desvíos que imprimimos a nuestras frases, a nuestras palabras y así, para empezar – que no es poco porque es de los primeros pasos de su método de 11 pasos – pondremos las palabras adecuadas para generar la realidad que queremos y no las que provienen de esos mitos, paradigmas, creencias, programas que hablan en nosotros cuando creemos decir A y decimos B.

Un placer, viajeros de luz. Qué la entrevista les sea tan reveladora como a una servidora (y sin querer me ha salido un pareado, ja, ja)

Y gracias de nuevo a Ana que nos ha dado una nueva oportunidad de escuchar  a este mago de las palabras.

Gracias, gracias, gracias

 

Este es el enlace de drive para acceder a la transcripción de las entrevistas: Les aconsejo vivamente que la descarguen, la impriman, la lean y relean y la pongan en práctica. 

https://drive.google.com/open?id=0Bz-fd6vvLk_zZFN4ZlhyREtweE0

Deja un comentario