COMO INFLUYEN LOS PROCESOS MENTALES EN NUESTRA BIOLOGÍA – por Mario Alonso Puig

La primera vez que escuché a este doctor humanista fue en una charla TED hablando sobre la importancia de la Actitud.

Me encantó la charlita por la claridad y por su certeza. Durante meses no volví a escucharle a pesar de que en los recomendados del you tube siempre aparecía algún vídeo de él con títulos tan sugerentes como “Alimenta tu paz”  “Cómo reinventarse”… Un día el Finder (haciendo honor a su sobre-nombre) me dijo algo que me encendió la lucecita: “escucha a este hombre que te va a explicar lo que necesitas a nivel físico, es un médico que habla clarito”. Esa parte resistente que llevamos me hizo contestar “sí, ya lo he escuchado” como si haber escuchado una charlita ya me liberara de escuchar más. “no, no, me dijo el Finder, te va a explicar eso que quieres saber sobre el cortisol… entre otras muchas cosas”.

La semana pasada me puse a ello, a escucharle, aprovechando una tanda de plancha. ¡Uuau! Claridad y certeza en la explicación de nuevo pero esta vez, además, explicando que lo emocional, lo mental… influye en lo físico y cómo, eso que las culturas antiguas decían ya hace miles de años solo que la medicina más convencional, anclada en un paradigma de poder, se empeña en negar, en poner en solfa, en criticar… Ole, por fin, un médico, médico – cirujano para más inri – dice lo mismo apoyado ya en otras formas de medir, de investigar…

No quiero decir que sea el único que lo dice. Seguro que hay muchos, de hecho mi formación de medicina china fue con uno de esos “raros” médicos convencionales que además se ocuparon en ir más allá de lo que les proponían en sus formaciones para poder tener herramientas y así poder ayudar a las personas en tiempo de enfermar. Al Dr. Padilla no se le olvidó el humanismo en sus prácticas y uno de los cursos que se ofrecen en la escuela Neijing es precisamente “Humanismo Sanador”.

Sin embargo, y seguro que les ha ocurrido, a veces escuchas mil veces algo a alguien y no lo registras hasta que otro alguien lo dice de otra forma y ¡bingo! Tu conciencia estaba preparada y los oídos escuchan. Para mí, este alguien ha sido el Dr. Mario Alonso Puig, del que vengo hoy a platicar, como dirían al otro lado del Atlántico.

 El vídeo que traigo a compartir es cortito y muy revelador. Después, si les interesa, podrán ampliar su escucha a infinidad de vídeos compartidos ya en you tube. Hoy quería empezar por éste pues en poco rato explica contundentemente la influencia que tiene en nuestra biología una narrativa mental “negativa” sostenida en el tiempo. Decir “negativa” es algo muy amplio y que cambia dependiendo del mapa mental de cada uno. En realidad, la frase que me ha iluminado de esa “negatividad” es el “sentirse amenazado”.

Nuestro sistema busca siempre y en primer lugar nuestra supervivencia. Así que cuando nos sentimos “amenazados”, las luces del sistema se encienden en rojo y el sistema, que está muy bien preparado para ello, genera toda una batería de “recursos” para solucionar ese sentirse amenazado.

La historia es que parece, con una mente racional, que el sentirse amenazado es algo que nos va a ocurrir muy pocas veces en la vida pues no tantas nos vamos a encontrar en peligro de muerte: que nos persiga un tigre, que … es poco probable aunque bien plausible, claro. Sin embargo, nuestro inconsciente se basa en nuestras emociones, en lo que sentimos, y no entiende de real o virtual así que si a mí me echan del curro y lo vivo con miedo de “¿qué voy a hacer ahora? ¡me voy a morir de hambre! ¡no voy a poder pagar los recibos de … ¡ ¿cómo voy a alimentar a mi familia? Ya soy mayor y no voy a encontrar trabajo”… mi sistema de supervivencia escucha que me siento amenazado y ni corto ni perezoso…genera lo que él sabe que necesitamos: lleva la sangre a los músculos que es lo que interesa con un aporte extra de cortisol. Para asegurarse de que otras funciones no restan energía a esos músculos, anula el riego de otras partes del organismo, como el estómago por ejemplo, porque como dice con mucha gracia, si estás en peligro no te paras en una higuera a comer unos higos que parece que están riquísimos. El sistema te quita el hambre y anula esa función, como anula el sistema inmume, el sueño…. ¡Cómo será esto último, del sueño, que en Estados Unidos en algún momento, hicieron campaña para que la gente no escuchara el noticiero de las 11 de la noche… ¡porque después no dormían y se atiborraban de sedantes!

Al sistema no le importa que tú no hagas nada con todo ese aporte de energía y sangre para huir o atacar. Lo hace porque es lo que sabe hacer cada vez que siente que tú sientes que estás amenazado. Y amenazado, igualmente, es porque tienes miedo de expresarte por si te echan del grupo, por ejemplo. O porque has terminado una relación y tienes miedo de no encontrar otra. O porque un médico te ha dado un pronóstico de aquella manera y te gustaría huir. Cada uno, ya sabemos, los miedos los tiene particulares pero la sensación es la misma y la solución propuesta por nuestra biología la misma: el torrente sanguíneo a full de cortisol, que si lucho de veras, o huyo de veras… ya tendrá su forma de desaparecer… pero si además me quedo quieto o es algo que siento cada día en el trabajo, en casa, en la familia… y no hago nada… pues se hace tóxico y los “colaterales” serán muchos y todos lejos de creatividad, decisiones lúcidas, capacidad de razonamiento… En esos momentos el sistema solo te prepara para atacar, huir o quedarte bloqueado (que también vale)… los detalles de comer, dormir, pensar, razonar, crear… los deja para otro momento.

En días como hoy, día del eclipse famoso famoso, es útil saber esto para no dejarte llevar por la intensidad de energías que hoy y en los próximos días se moverán – siendo leo en marte … ternura, ternura va a ser un poco más complejo –  Y aunque, una servidora hoy ya se saltó la información a la torera… a lo mejor con ustedes llegamos a tiempo, ja, ja.

Ojalá.

Así pues, al sistema mucha calma. ¿Qué cómo se hace? El blog está llenito de herramientas para ello... dénse una vueltita. Amén de cada uno ya tendrá sus "mañas" para caminar hacia la calma. ¿A qué sí? Pues eso, al sistema pocos sustos porque tiene poco humor y despliega todas sus "artes" aunque la amenaza solo exista en nuestra mente y en nuestro sentir. 

Esto era un aparitivo, él les contará el menú. Ya verán que interesante y útil. 

Agradezco profundamente a este doctor humanista la claridad con que explica estos procesos biológicos que ocurren bajo periodos de dis-tress. Los imaginábamos, lo habíamos hasta estudiado a lo mejor, pero en mi caso al menos es ahora que lo he puesto todo junto. Y le agradezco también su testimonio y la certeza con que habla y expresa esos conceptos como que “todos estamos unidos”… No duda y se asombra de ella pero además ¡no la juzga!. Es parte del paradigma, mientras estés en él… la duda existirá (y habla de médicos y sociedad en general). Una vez que el paradigma es trascendido… la duda ya no está porque sabes que es así.

Esta semana seguiremos presentando algunos de los vídeos por él mismo compartidos y alguna conferencia en donde explica lo que le pasaba a Margarita, una paciente, y qué tratamiento le da.

Gracias viajeros de luz, por compartir el camino. Gracias al Universo que nos brinda la oportunidad de hacerlo juntos.

Gracias.

Deja un comentario