LOS ENGRAMAS Y NUESTRAS VIVENCIAS

Llevo dos semanas inmersa en dos cursos transformadores que están siendo todo un reto. Serán transformadores si me permito sentir y sentir y sentir. Mental como soy, ese es el reto, permitirme espacios propios e íntimos para vivenciar lo aprendido, sentir las tomas de conciencia y no solo verlas… 

Para hacer todo lo que conllevan los cursos me tengo que cortar en hacer lo de siempre: llenarme de tareas que al final me obligan a posponer “ponerme en primer lugar”, me obligan a sentirme “ansiosa” por la carencia de tiempo… Y esto último lo sé hacer muy bien, ja, ja. Así pues, me he comprometido conmigo misma a hacerlo diferente esta vez y dar el permiso a mi alma para llevar ella las riendas.

Será fantástico cuando comparta los recursos aprendidos y vivenciados y lo sé porque en los grupos de los cursos, con el solo hecho de leer los aportes de cada uno con sus tomas de conciencia… se abre la comprensión de lo propio también y cosas que no habías tomado en cuenta, las escuchas, las lees y resuenas: ¡bingo, ahí también estaba lo mío! 

Hoy traigo a compartir algo cortito y sin embargo fundamental saber que así funciona nuestra mente. Hoy traigo a compartir un vídeo sobre “los engramas”. 

Durante estos días, sobre todo con uno de los cursos en los que lo transgeneracional se mira desde muchos lados, hay toda una revolución interna: los recuerdos de vivencias de la familia que habías olvidado, las tomas de conciencia, los espejos continuos… abren la caja de pandora de todo el sistema emocional y me he visto en reacciones excesivas que después, cuando me he quedado tranquila y analizado … he visto todo un raíl por donde la mente está muy acostumbrada a ir y en cuanto entra por ese raíl…. no hay quién pare las respuestas de siempre en resonancia con aconteceres anteriores o incluso con formas de ver y percibir de la familia, del clan, de lo colectivo. 

Ayer comenzaba un módulo nuevo y precisamente Saúl Pérez casi lo empezaba explicando lo que es un engrama – que ya lo había escuchado e incluso visto e incluso analizado… pero en el fragor de la vida rápida pasamos a otro capítulo y se pierde en el olvido. Cuando le escuchaba explicarlo me dí cuenta de que eso era precisamente lo que había vivido en muchas ocasiones: una activación por una frase sobre todo, por un tono… que acarreaba – sin querer – toda una batería de respuestas excesivas. ¡

¡Eso es! 

Dice Saúl que los engramas son “una red neuronal, son varias neuronas conectadas entre sí y conteniendo una información toda esta cadena que cuando una parte se activa o cuando la información contenida en alguna de esas neuronas se activa, automáticamente toda la información engramada se activa”

Y esa activación va a producir una reacción pues se activa la mente reactiva – la que a una información le da una solución-reacción grabada –  para producir una respuesta excesiva casi siempre o bien por gritos o por tristeza o por… excesiva y uno se da cuenta de que se le ha ido de las manos pero fue oir X y salió de tó, por ejemplo, o fue oir Y y sentí una tristeza inmensa que me poseyó. Son reacciones que luego las ves y dices: ¡Uau, ¿de dónde salió todo eso?! 

Pues todo esto salió por la activación de un engrama estupendo que tenías anclado con una frase, con un tono, con un sonido excesivo… Los engramas son un ejemplo maravilloso para ver que todo está unido: las neuronas son así, les encanta la labor en comunidad, en red, lo que sabe una, lo saben todas, ja, ja. 

Viajeros de luz, un placer y un honor. Sigamos brillando, para eso somos luz. 

A la izquierda pueden ver un vídeo cortito con el que entenderán perfectamente lo que es y cómo funcionan los engramas. 

No es para agobiarse cuando los vean, es para trascenderlos y vivir libres. 

Claro, para trascenderlos y transformarlos es precisa nuestra colaboración en escucharnos, en vernos… y no reñirnos: por cierto, las riñas casi siempre están engramadas por eso las reacciones casi nunca son “inspiradoras”, ja, ja. Por poner una palabra positiva. 

2 comentarios en “LOS ENGRAMAS Y NUESTRAS VIVENCIAS

Deja un comentario