EL CAMINO MENOS TRILLADO… un cuento

Los cuentos nos lo explican todo muy bien ¿a que sí? Les comparto uno sufí muy a propósito para estos tiempos en que nos quieren hacer meter la cabeza por donde van todos…  Un gusto, como siempre Gracias “DOS CAMINOS DIVERGÍAN EN EL BOSQUE, Y YO, YO TOMÉ EL MENOS TRILLADO, Y ESO LO CAMBIÓ TODO” ROBERT FROST Dice un cuento sufi: Un día, un becerro tuvo que atravesar un bosque virgen para volver a su pastura. Como era un animal irracional, abrió un sendero tortuoso, lleno de curvas, subiendo y bajando colinas. Al día siguiente, un perro que pasaba … Leer más…

UN ELEFANTE EN LA OSCURIDAD, cuento sufí

Cada vez me gustan más los cuentos… abren, amplifican la consciencia sin que uno quiera o no. Tú vas leyendo el cuento y “el-la por dentro” dice “¡ah!” sin que tenga que pasar por la razón, sale. Y por lo tanto, el inconsciente ENTIENDE, COMPRENDE – muy importante ¡sin ofensa, sin creerse criticado!. El cuento es para todos y mágicamente para cada uno de nosotros. La próxima vez, aconsejamos a estos sabios del cuento, ¡llevénse una lucecita!. Gracias UN ELEFANTE EN LA OSCURIDAD  Dícese de una vez en que el sultán, deseoso siempre por ilustrar a su pueblo, mandó traer … Leer más…

LA MUJER PERFECTA: cuento sufi. Y una reflexión.

Muy útil para desvaríos de cabeza…que a alguno le sigue dando.  ja, ja. Gracias   CUENTO SUFÍ: LA MUJER PERFECTA Nasrudin conversaba con un amigo. – Entonces, ¿Nunca pensaste en casarte? – Sí pensé -respondió Nasrudin. -En mi juventud, resolví buscar a la mujer perfecta. Crucé el    desierto, llegué a Damasco, y conocí una mujer muy espiritual y linda; pero ella no sabía nada de las cosas de este mundo. Continué viajando, y fui a Isfahan; allí encontré una mujer que conocía el reino de la materia y el del espíritu, pero no era bonita. Entonces resolví ir hasta El Cairo, … Leer más…

LA PRUEBA DEL ZORRO – un cuento sufi

“LA PRUEBA DEL ZORRO”, CUENTO SUFÍ Julio 21, 2012 Archivado en: Cuentos,Sufis — Carmen Sol @ 4:38 pm Érase una vez un zorro que se encontró a un joven conejo en el bosque. El conejo preguntó: “¿Qué eres tú?”. El zorro respondió: “Soy un zorro y podría comerte si quisiera”. “¿Cómo puedes probar que eres un zorro?”, preguntó el conejo. El zorro no sabía qué contestar, porque en el pasado los conejos siempre habían huido de él sin plantearle cuestiones de este tipo. El conejo dijo: “Si me puedes mostrar una prueba escrita de que eres un zorro, te creeré”. Así pues, el … Leer más…