BENDITA MEDICINA TRADICIONAL CHINA

Ayer, dando un paseo, ¡me torcí un tobillo! Lo primero que se me vino a la mente fue “mierda, ahora un esguince – exajerá – dolor, tengo curso el sábado y a ver cómo voy a estar…” Primer instinto: ¡patalear! Podía haberme quedado ahí o seguir un poco más en la misma línea y decir aquello “jolín, qué mala suerte, y por qué ahora…”. Podía. Es decir, lamentándome.

Sin embargo y para ejercitarnos en el sentido del blog, “El lamento no viene a cuento, ni trae cuenta” no viene a cuento porque a la luz de lo que voy estudiando, el esguince, la torcedura o lo que sea no ha sido por casualidad. Tiene un por qué y además tiene un para qué. Así que si me quiero quejar, puedo, claro, puedo incluso enfadarme con la vida. ¡Por poder!

Ni trae a cuenta porque a cuanta más queja y más protesta, más inflexibilidad tendrán mis músculos y mis tendones. Y eso no ayudará a que el músculo o tendón se relaje ni vuelva a su estado natural de flexibilidad. Al revés, se producirá una retro alimentación que hará que tenga menos lucidez para ver el hecho y me tense más y…

Por cualquier lado por donde lo mires, no ha lugar el lamento. Y sin embargo, es la primera reacción, muchas veces y en otras tantas, es la única. Allí estaba yo, tocándome el pie y con el pensamiento a toda marcha “y hay que volver al aparcamiento, coger el coche, con dolor, y a ver ahora a dónde voy a que me lo solucionen…”.

Y de repente, la vocecita “oye, tú, ¿para qué estudias las cosas? No es solo para los pacientes que estudias, no. A ver piensa, ¿qué puedes hacer?

Primero, bio-descodificar: qué estaba pensando en ese momento, yo sabía que llevaba un par de días como mínimo “no serena”, dónde estaba siendo inflexible o dura… Ya solo con esto es como que el dolor se difuminó un poco. Claro, si el síntoma es un reflejo de una emoción y lo ves pues el alma se siente más contenta “ah, ya se ha dado cuenta, llevas unos días como poco tensa y el músculo expresa esa tensión, bonita”

Segundo y pido disculpas por no presentar adecuadamente todavía este bendito recurso, aplicar prácticamente lo aprendido durante estos 7 años de formación en medicina tradicional china. Hoy solo es el primer acercamiento en un ejemplo práctico que me sucedió ayer y que sucede muy a menudo y más en esta época de primavera donde el hígado y la vesícula que son los órganos asociados a esta estación, andan un poco revolucionados.

En base a esa visión con la que ellos explican lo que nos pasa, un esguince es un viento-fuego que se expande a lo largo de uno o varios canales energéticos de un órgano o una entraña. Los canales los podía sentir y el fuego también pues el tobillo se calentaba por segundos, así que pensé “pues para empezar el punto agua del canal de vesícula que es por donde siento el “problema”

No tenía otro recurso que mis manos así que opté por el masaje en ese resonador (punto)que por su naturaleza intrínseca al ser punto agua, me brindaría un “cubo de agua” para echar al fuego que había en la zona. Yo así lo veo, luego técnicamente lo podemos explicar más bonito, pero es así, hay un fuego, pues lo primero que se me ocurre es echarle agua para apagarlo.

Y así lo hice, me senté en un pasil de una escalera y empecé a presionar en ese punto con la intención de apagar el fuego. Había más canales implicados por el terreno donde se había producido la torcedura así que fui a los puntos agua de cada cual y presioné.

A medida que iba presionando el calor se iba amortiguando y dolía menos. ¡Bien!

Para algunas personas, la forma de explicar que tienen los orientales es un galimatías porque lo explican a través de analogías con la naturaleza, un lenguaje extraño para la ciencia médica basada en términos técnicos. Y hablan, por ejemplo, de que el hígado y la vesícula biliar pertenecen al reino de la madera y comandan los músculos y tendones. Hablan por ejemplo de que el reino de la tierra – como elemento – dispersa la energía del fuego: si de un fuego grande haces varios fuegos más pequeños, aquello arde mucho mejor y se hace ceniza antes. Así que si había un fuego en aquel tobillo, aparte de echar agua a través de esos puntos agua, también podía ir a los puntos tierra para que el fuego se repartiera y no se quedara en el tobillo. También lo hice. Lo notaba mucho mejor, “ay, gracias”

Y después fui a otro resonador que es el que comanda el canal que vehiculiza energía defensiva porque en este caso, si ha entrado un viento es que los que tenían que vigilar para ver quién entraba en el “reino” que somos cada uno energéticamente, los que estaban de centinelas en ese momento, estaban “a uvas, fumando o despistados” , el caso es que se habían dejado meter un gol. Esto ya lo hice en el coche, después de haber andado un ratito hasta el aparcamiento, bajar escaleras… ¡todo sin mayor dolor, solo una ligera sensación de “ay, cuidado”. Fue espectacular, la verdad. El tobillo ya no estaba caliente y podía hacer rotaciones sin dolor.

Todo esto fue en menos de una hora.

Podía haberme lamentado y protestado y quejado. Gracias a la vocecita de “venga, guapa, ejerce lo que aprendes también para ti” dejé el lamento y me puse a “resolver” – que dicen los cubanos – y fue gratificante ver la evolución del proceso, también del mental, de más lucidez, por ejemplo.

No sé si una persona que no sabe nada de esta visión oriental entenderá algo de lo que he dicho, espero que sí. En cualquier caso hoy la intención era solamente transmitir que hay recursos, a cada uno nos ponen algunos en base a nuestras aptitudes – supongo – o necesidades, o … y la única libertad de que disponemos es precisamente elegir entre quejarnos o poner “remedio” y además aprender en el proceso.

Hoy no he tenido dolor aunque la sensación de “he de tener cuidado” persiste, hay como una “sensibilidad” extra en esa zona. Estamos en ello.

Gracias por la posibilidad de esta transmisión.

Esta entrada fue publicada en DESPERTAR, HUMANISMO, SALUD y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a BENDITA MEDICINA TRADICIONAL CHINA

  1. Andrés dijo:

    Me gustó la forma en que contaste lo de tu tobillo . Muy interesante
    Podrías dejar información de donde estudiar medicina China

    • Gracias Andrés.

      Encantada de informarte sobre donde estudiar medicina china: para mi gusto es el mejor lugar pues se transmite la tradición antigua de la medicina china ¡y es genial! Amen de que tienes cursos de teatro, danza… todo enfocado hacia la sanación. La escuela se llama Escuela Neijing – Tian en Pozo Amargo – Cuenca – España. Depende de donde es´tes también hay escuela Neijing en Alicante, en Sevilla… pero la madre está en Cuenca. Las entrevistas para matricularte empezarán en breve. Aquí te dejo el enlace para que puedas ir viendo: http://www.escuelaneijing.org/

      Como la idea es el desarrollo de los recursos y las heerramientas… disponen de una emisora de radio y tv con un montón de programas de masajes, danza, qigong, …. para no aburrirte nunca más.

      Abrazos, Andrés

  2. Andrés dijo:

    Se me ocurrió
    No se porque fui a dar con tus reflexiones pero he leído un par de ellas y me gustan
    Te cuento ,acabo de terminar el camino de Santiago hice 5dias de caminata los 5 últimos. Acabe con los tobillo casi bloqueados el tendón que sube por el empeine hasta el tobillo hace un ruido de rozamiento al moverse……
    Me gustaría saber tu opinión en lo emocional y en lo funcional……..
    Bueno ahí va esto ojalá lo veas !!!!!
    Gracias!!!!!!

    • Buenos días, Andrés.
      Ole por ese culminar el Camino de Santiago. No sé de tu preparación para andar por caminos que eso también podría explicar “un poco” lo que sientes en los tobillos. Estamos tan acostumbrados a andar por asfalto que cuando andamos por caminos con piedras… el cuerpo lo resiente.

      Los tobillos pertenecen por su recorrido al canal de vesícula biliar que en medicina china se le considera el juez: el que decide cuando enviar la bilis – que ha producido el hígado – para poder digerir los alimentos. Al juez, la vesícula, le altera la rabia, el tragar sapos y culebras, el no decir lo que sientes… y dobles direcciones: es decir, quieres hacer una cosa pero te obligas a otra. ¿te resuena?

      En mi caso, cuando he tenido problemas en los tobillos, siempre tenía que ver con que un momento antes estaba discutiendo o quería discutir sobre algo y no me atreví y me tragué la rabia (que sería fuego para los chinos). El recorrido que tu refieres por el empeine hasta el tobillo está en ese canal de vesícula. Así que ponte un momento tranquilo y piensa en qué has estado pensando estos días, si has hecho o no lo que has deseado…

      Puedes hacer dos cosas muy sencillas:

      – una: hacer rotaciones de tobillo cogiéndote el tobillo con la otra mano – si te lo puede hacer alguien al lado mejor, es muy agradable
      – dos: en los ángulos de las uñas del meñique y del anular de los pies te aprietas con las uñas de la otra mano. son puntos de mutación y buenísimos para desatascar.

      Espero haber ayudado un poquitín. Si necesitas más explicaciones no dudes en decirlo, ¿vale?

      Abrazos

      • Andrés dijo:

        Todo un detalle por tu parte!!!
        Uno se siente bien cuando conoce personas como tu ,profundizare un poco en tu respuesta
        Ya tienes un foro…fo más Seguiré viendo tu página que tiene muy buena pinta
        Conocía algo de enric corbera , deepak chopra, el libro de tao te king ahora también entrarás a formar parte de mi maletín de supervivencia jijiji
        Te buscare también en ivoox Que creó que tienes cosas por allí

        Y como simpre me gusta compartir lo que creo que es bueno para mi. Invito a todo aquel que pase por un momento de atasco en su vida a que se plantee uno días de desconexión ,el camino de Santiago puede ser una buena forma para conseguirlo, lo hagas por los motivos que lo hagas encontrarás un cambio en tu rutina de pensamientos y creo que eso siempre ayuda
        Bueno no me enrollo más Un millón de gracias!!!

      • Graciassss. Como seguramente sabes si te has acercado al este rinconcito… madre está en el hospital y los ritmos han cambiado. Gracias por tu compartir… te preguntaré algún día sobre el Camino de Santiago… abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s