AUNQUE UN VELO NOS TAPA LA VISIÓN, ALGUNOS LO VEN Y CON GUASA: CHIRIGOTAS DE CADIZ

 

En este estudio constante sobre la energía, sobre la vibración de los predicados que emitimos sin parar a lo largo del día (¡y ojo, la mayor parte de las veces somos inconscientes de ellos, además!), gran parte de la labor es escuchar a los otros y a uno mismo – por cierto, parece que es lo más difícil – y por ejemplo: un amigo que es muy lúcido en ver cómo son las cosas en realidad y cómo hacerlas de manera fácil disfrutándolas, tiene una coletilla en sus frases y mientras hablamos degustando una de sus comidas tan ricas  dice algo como “¡ya ves qué poco hace falta para comer bien! ¡pero la gente no lo ve!

Cuando me di cuenta de cómo se movía la energía en una frase como esta, entendí lo que a veces siento: el “sí, pero”: haces una afirmación y luego vas para atrás. La energía va hacia un lado y con el “pero” cambia la dirección en el sentido opuesto: en realidad invalidas la primera parte de la frase. Y ya hace tiempo que me dijo un médico chino y me quedé con el toque: “la energía va donde va la mente”: si la mente va hacia adelante y luego para atrás, la energía hace lo mismo. ¿A que no tiene buena pinta? La energía estará sin duda confundida “¿a dónde voy, para allá o para acá?” preguntará ansiosa y la mente sin enterarse de todo el tejemaneje porque ya está en otro pensamiento – del mismo calibre, probablemente porque el cerebro parece que es de costumbres, si coge la linde por un lado ¡le cuesta muchísimo el cambio! Y si es del mismo calibre generará el mismo tipo de energía… ¿A qué nos puede sonar? A estancamiento. a pensar, sentir y actuar de la misma forma una y otra vez.

Y eso ayuda mucho a qué sea tan difícil quitarse el velo que nos impide ver, ver la realidad. La de uno mismo, la del país, la del mundo, la de los otros… la realidad, lo que es. Una vez que un pensamiento se hace costumbre se hace una creencia y si esa creencia comenzó cuando éramos pequeños y por tanto no la tenemos en el consciente, hará que nos sea cuando menos complejo ver otra cosa diferente a lo que corresponda a esa creencia.

Durante este año, desde el adrede-terremoto de Japón, he ido revisando muchas de esas creencias y he visto documentales y conferencias de todo ¡bendita internet!: historia, política, economía, medicina en el amplio sentido de la palabra, arte, astronomía, humor… y he alucinado al darme cuenta de que las creencias en las que nos han educado están cuando menos falseadas, a medias y en base a eso hemos desarrollado lo que nos parece nuestro carácter, nuestra forma de ser. Reaccionamos en base a esos códigos y nos gusta esto o aquello y nos parece bien o mal lo otro y así todo, y así constantemente. ¡E incluso nos podemos matar unos a otros por esas creencias que no son nuestras ni siquiera!

Hace poco recibía un mensaje con la historia de un chico israelí que escribía en Facebook a los iraníes y les decía que no es verdad que los israelitas quieran matar a los iraníes, son los gobiernos, los políticos, los que se benefician de esos menesteres lo que organizan esas historias pero el pueblo no. ¿Cómo va a querer matar un hijo a una madre o al revés? ¿En qué cabeza cabe querer destruir una ciudad, matar a sus gentes…? ¿A santo de qué? ¿Quién se beneficia? (Esta pregunta es clave para entender las verdaderas intenciones de los sucesos)

¿Qué velo se nos pone en los ojos para no darnos cuenta del engaño de siempre? ¿Qué hipnosis colectiva nos impide decir “eh, qué dices, que vaya a matar a quién… no hombre… vete tú… a ver… valiente”

Cuando oigo decir que “la gente no lo ve” me acuerdo de que yo tampoco lo veía. ¡Es que no es fácil! No es fácil verlo y menos interiorizarlo de una vez para que no se olvide y no puedan seguir engañándonos. Y es que en realidad somos unos inocentes que creemos por ejemplo, que los políticos, los gobernantes, los que deciden… la élite tiene como objetivo nuestro bien, nuestro progreso. Y eso es totalmente falso. Y ese es un velo. La corrupción y los engaños y las patrañas que vemos todos los días no calan porque en el fondo seguimos creyendo que tenemos algo de poder, que podemos poner y quitar a los políticos porque un día cada 4 años nos dejan decir A o B, que es una democracia… Todo Falso. Mentira.

Y en algún momento nos vamos a tener que enterar porque si no lo vamos a pasar mal, nosotros, ellos no, ellos ganan siempre porque la energía del poder es la misma independientemente de quien lo ostente, el poder genera siempre deterioro y engaño y violencia y …

En algún momento nos vamos a tener que parar un segundo y decir “eh, qué estás diciendo… cómo que quieres que yo pague lo que tú haces mal y encima me calle y además te siga pagando tus gastos a tocateja y por ende ¡me muera de miedo porque puedo perder lo poco que tengo y sobre todo porque me puedes matar!…” “No monín, no monina, se acabó. ¿De dónde sacas que eres más que yo y que puedes pisarme cuando quieras y puedes engañarme cuando te dé la gana para que te siga teniendo miedo y así puedas seguir desarrollando ese poder sobre todo el mundo? ¿En qué libro de historia venía eso?

No creamos que el trabajo termina al quitarte el velo y por fin ver. No. El trabajo comienza recién en ese momento. Ahora veo y ya no me van a volver a engañar, bien coleguita, bien. Y yo ¿engaño? ¿miento? ¿me muestro para conseguir A, b o C? ¿utilizo mi poder a costa de alguien?… Ahí empieza la labor: la de rescatar  el ser cabal. Cabal, palabra casi perdida ¿eh? Pues ahí, los que hemos conocido seres cabales a recordarlos y así desarrollaremos esa energía; los que no… ¡a investigar! Otro día seguimos con ello, ahora me llama una ensaladita.

Y además no he culminado lo que quería transmitir: a mí interiorizar todas esas falsedades me ha costado un rato, las sabía pero seguía con el cuento chino, mucho documental, conferencia… El otro día, por casualidad, el buscador encontró videos de la final del Carnaval de Cádiz de este año 2012. ¡Gracias, gracias y mil gracias! ¡Algunas de las cosas que yo he ido interiorizando a lo largo del año las cantan los gaditanos en las chirigotas con una gracia y un salero, con mucha sencillez y sobre todo ¡con mucha guasa! Bendito sea ese pueblo tarteso que me ha hecho acelerar el proceso de despertar y es que en la ciudad donde vivo aunque universitaria de pro es un lugar fantástico para cultivarte en lo “políticamente correcto”, nadie dice nada y si alguien osa decir algo le tachan de cualquier cosa menos bonito e inteligente. Y allí están los de Cádiz, algunos cultivados, otros no y sin embargo, todos llamando a las cosas por su nombre y diciendo lo que hay. ¡Y con ese humor!

No sé si realmente los gaditanos se moverán o no, sin embargo yo me los imaginaba ensayando las canciones a lo largo del año y preparando todo el invento y me encantaba pensarlos disfrutando y riéndose y actuando y expresándose. ¡No puede ser lo mismo!

Ahí van unos cuantos enlaces, después si os gusta, seguid investigando. Aviso a navegantes no andaluces: en las primeras actuaciones que ví ¡no entendí nada! – sería un buen examen para extranjeros que están aprendiendo nuestra lengua ¡y para muchos españoles! – y al principio no te puedes despistar porque si dejas un momento de escuchar ¡ya no entiendes más!. Se pasa, después es mucho más fácil y un gusto escuchar cómo aderezan las tragedias con su chispa. A no perder una actuación de un grupo que canta un cuplé como homenaje a todas las mujeres que sufren cáncer de mama, ¡se te ponen los pelos de punta y a la vez te ries!

Eso es.

El resto, meterle tragedia, no es más que dar más bazas a quien está muy conforme con que tengamos miedo y estemos todo el día cabreados pero no hagamos nada.

No sé si realmente los gaditanos se moverán o no, sin embargo yo me los imaginaba ensayando las canciones a lo largo del año y preparando todo el invento y me encantaba pensarlos disfrutando y riéndose y actuando y expresándose. ¡No puede ser lo mismo!

Ahí van unos cuantos enlaces, después si os gusta, seguid investigando. Aviso a navegantes no andaluces: en las primeras actuaciones que ví ¡no entendí nada! – sería un buen examen para extranjeros que están aprendiendo nuestra lengua ¡y para muchos españoles! – y al principio no te puedes despistar porque si dejas un momento de escuchar ¡ya no entiendes más!. Se pasa, después es mucho más fácil y un gusto escuchar cómo aderezan las tragedias con su chispa. A no perder una actuación de un grupo que canta un cuplé como homenaje a todas las mujeres que sufren cáncer de mama, ¡se te ponen los pelos de punta y a la vez te ries!

Eso es.

El resto, meterle tragedia, no es más que dar más bazas a quien está muy conforme con que tengamos miedo y estemos todo el día cabreados pero no hagamos nada.

http://youtu.be/Q7Gqmj4B1jc : Chirigota Los Protagonistas: estos cantan a las mujeres, más o menos a la mitad. Igual da, todo es buenísimo

http://youtu.be/SO2g1P6GSLY: Los puretas del caribe: ¡buenísimos! (ganaron)

http://youtu.be/kIrVYcVJZCA: Los duendes coloraos ¡bua!

http://youtu.be/viLmnSYLZtw: viva La Pepi. Para partirse

… así todos

Esta entrada fue publicada en DESPERTAR, HUMANISMO, HUMOR y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s