Bruce Lipton: La Biología de la Creencia

Hace un par de entradas hacía alusión a esta noticia de los científicos “descubriendo” que lo que ellos pensaban que era ADN basura… ya no lo es. Pues claro, hombre. Cuelgo la entrada por el desenfado del que lo comenta en su blog: El blog de Mino y porque precisamente sobre Lipton ha hablado mucho últimamente Enric Corbera en sus conferencias sobre bio-descodificación. No dejéis de entrar en el enlace que pone “Bruce Lipton” y en el del libro “Biología de la Creencia” que os podéis descargar y leer. Si no se abre sin más, haciendo click con el derecho os aparece “abrir enlace en pantalla nueva” y ahí lo tenéis.

La síntesis ya la sabemos pero está muy bien explicadita para gente que “no cree en…”. Es lo que hay, las células, todas, se adaptan de una manera u otra al entorno, cambian, transmutan…y son nuestras creencias, principalmente, las que más cambios producen – para bien y para mal.

De nuevo: atentos a los pensamientos, a las creencias. De ellas depende lo que vivamos. Ni más ni menos.

Cuando lo has vivido no hace falta que te lo digan más, sin embargo, siempre hay una primera vez. Por eso.

Gracias

¡Es el entorno, estúpido!

La frase del título es utilizada por B. Lipton en su libro “La Biología de la Creencia”. Por fin ya comienzan a acelerarse los cambios para entrar en la nueva era; vayamos al grano y veamos por qué

La noticia que revolucionará el siglo XXIes esta: Un plantel de más de 400 científicos ha descubierto que el ADN humano que era considerado basura resulta ya no lo es, y que además tiene importantes funciones en la salud.

Burros, burros, burros, burros, burros, burros, burros, burros, burros, burros, burros, burros, burros, burros, burros,  leñe!.

(Bueno, ya me he desahogado, sigamos)

Cuando escuché por primera vez a esos “científicos” que lo único útil en una cadena de ADN era menos de un 2 por ciento, me olió muy mal, pensé ¿Acaso la naturaleza ha hecho alguna vez algo que no tuviera utilidad? Nunca, por eso hace años que los investigadores rusos nos llevan la delantera investigando ese ADN que “no servía para nada”.

Pero la verdadera revolución llegará con las conclusiones a las que llegaron tras investigar ese “ADN basura”, puesto que comprobaron que ese ADN cambia en función del entorno. Las implicaciones de esto son tremendas.

En 2010 deduje que no podía ser que el 98% del ADN fuera simplemente basura, pero claro, yo no soy científico de esos ni nada, ¿Quién me va a hacer caso? Por ello estuve de acuerdo al 100% con Bruce Lipton, que afirmaba que el ADN no es inamovible y que se modifica constantemente en función del entorno de cada persona. Precisamente a principios de este año la revista Discovery Dsalud publicaba un artículo en donde afirmaban que incluso la expresión del ADN se modifica tan solo con hacer ejercicio.

Es el entorno, estúpido*

(*La frase “es el entorno, estúpido” la utiliza Lipton en su libro en referencia a otra utilizada por el asesor de campaña de Bill Clinton en 1992 , más ejemplos al final**)

La cuestión es que lo más importante que he leído en el artículo mencionado anteriormente se encuentra en una sola frase: “Todas las células de un cuerpo pueden tener los mismos genes, pero sus patrones de actuación dependen del entorno“.

Dr. Bruce H. Lipton

Pues bien, Bruce Lipton ya adelantó en su día que los genes no cambiaban solos, si no que era el entorno el promotor de esos cambios. Así lo afirmaba en su libro La Biología de La Creenciaque publicó allá por el 2006!

Lipton fue más allá y dijo que el entorno que más influye sobre nuestro ADN son nuestras creencias.

Quizás no tengamos percepción de ello, pero esta será una verdadera revolución, puesto que al observar todas las investigaciones científicas bajo este nuevo enfoque, los descubrimientos y avances serán constantes. Esta es una gran patada en los cataplines de la teoría de Darwin, a la que Lipton se atrevió a desafiar con sus cuatro postulados:

  1. Lo que condiciona a todo organismo vivo es su «entorno» físico y energético, y no su carga genética como teoriza el neodarwinismo.
  2. La «cooperación» es la base de la evolución para la supervivencia, y no un acto competitivo entre los organismos más fuertes, como afirmaba Darwin, siendo los organismos con mayor capacidad de trabajar conjuntamente los que sobreviven. (El mejor ejemplo es nuestro propio cuerpo, nuestras células no compiten entre sí. Cualquier sistema orgánico es un conjunto de elementos con capacidad de interactuar desde la especialización del trabajo y la cooperación para la resolución de problemas).
  3. Y puesto que los seres humanos como organismos vivos, tampoco estamos determinados por nuestros genes, sino condicionados por el entorno y sobre todo por nuestras «creencias», somos dueños absolutos de nuestro destino.
  4. La personalidad y la salud de los individuos se conforma como un «aprendizaje» en el vientre materno y en la niñez hasta aproximadamente los seis años.

Y es que el entorno no es simplemente lo que vemos cuando giramos la cabeza. El “Entorno” además de ser lo que nos rodea, es también el agua que bebemos , la comida que comemos y el aire que respiramos.

Pero además hay un “entorno” mucho más influyente que toda la comida y bebida del mundo, porque siempre está ahí, en una capa mucho más profunda que el resto de “entornos” tienen que atravesar para que podamos percibir ese agua o esa comida:Nuestra mente, ese es el entorno más influyente para nosotros, porque es el “entorno” primordial, todo tiene que pasar por ese lugar.

Dr. Ryke Geerd Hamer

Ahora bien, si ha quedado demostrado que el entorno es el que modifica el ADN y el entorno más poderoso es nuestra mente, ¿Qué capacidad de cambio tienen entonces nuestros pensamientos? Piénsalo bien, porque este también es un reconocimiento implícito a las teorías de Ryke Geerd Hamer, médico alemán vilipendiado y acusado injustamente por sus teorías (verificadas todas ellas por métodos científicos) que demuestran que TODAS las enfermedades -incluido el cáncer- sólo pueden ser provocadas por envenenamiento o por nuestros pensamientos. Touché. El entorno de nuestra mente otra vez.

Me alegro que tras años de lucha constante, por fin se reconozcan las investigaciones llevadas a cabo por Bruce Lipton, pues en muchos ámbitos estaba poco más que considerado un proscrito.

¿Y tú? Si tú, que estás leyendo esto. Ahora que ya es oficial que el ADN humano se modifica en función del entorno, sería buena idea que hablaras contigo “de tú a tú”, y hacerte varias preguntas;

  • ¿Vigilarás más lo que comes desde hoy?
  • ¿Intentarás controlar tus emociones y no a la inversa?
  • ¿Te creerás esa farsa médica de que tu enfermedad es “herencia genética”?
  • ¿Te quedarás en casa HORAS viendo la TV?
  • ¿Llegarás por fin a la conclusión de que tus pensamientos pueden provocar en tu cuerpo algo más que esas vocecitas que oyes en tu cabeza, algo físico como cambios en tu ADN o en tus células?
  • ¿Te darás cuenta de que entonces tus pensamientos te pueden llegar a enfermar (o curar)?
  • Darwin nos engañó cuando dijo que era “la supervivencia del más fuerte”; En realidad es “la supervivencia del que más colabora”, luego entonces ¿Comenzaremos a ser mejores personas?
  • Si en última instancia son nuestras creencias las que mandan, no nuestros genes, ¿No puede ser cierto que realmente somos los dueños de nuestro propio destino?

Y aquí nos quedamos hoy.

** Hoy día ya se utiliza la famosa frase del jefe de campaña de Bill Clinton “es la economía, estúpido” en multitud de ambientes:
– Es la productividad, estúpido
– Es el mantenimiento, estúpido
– Es la tecnología, estúpido
– Es la educación, estúpido
– Es el capitalismo, estúpido
– Es el “coste de adquisición de cliente”, estúpido
– Es el patriarcado, estúpido

Yo voy a añadir otra más: Es mi mente, estúpido!

Fuente: http://genteconconciencia.es/blog/?p=7333#more-7333

Esta entrada fue publicada en BIODESCODIFICACIÓN, DESPERTAR, HUMANISMO, NEUROLINGÜISTICA, SALUD y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Bruce Lipton: La Biología de la Creencia

  1. Ana Isabel Cañada de Rodas dijo:

    Estoy completamente de acuerdo con Hammer, Lipton y todos los basamentos de sus investigaciones. les solicito más información al respecto. Les agradeceré muchísimo

    • buenos días, Ana
      En este espacio voy compartiendo lo que voy integrando yo misma. Estoy segura que encontrarás la información que necesitas en tu camino. Por si te sirve, en el blog he ido compartiendo muchos vídeos de Enric corbera, por ejemplo, que ha desarrollado la Bioneuroemoción a partir de Hammer, Lipton y otros sabios. Si no has escuchado nada de él, puedes escribir Corbera o biodescodificación en el apartado de buscar y … ¡a aprender!

      Un abrazo de aprendiz

  2. rosa maria dijo:

    conozco esta terapia de biodescodificacion es maravillosa, te hace un ser diferente, lo que quiere realmente tu yo interior. y lo que Dios tiene para ti desde adentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s