SANAR A OTRA PERSONA

Vale lo mismo para interferir en el proceso consciencial de otro-a. No gusta, a veces hasta ofende y sin embargo… 

Y en cualquier caso, uno no hace nada, uno se pone a disposición como intermediario de las Fuerzas Creadoras. Y así no hay error. 

Gracias

SANAR A OTRA PERSONA

Si tú sanas a otra persona que no quiere curarse, te detestará. Luchará contra ti, luchará con el objeto de paralizarse de nuevo. Pero al haber realizado una toma de conciencia no lo logrará y te hará culpable de todas sus desgracias. En la medida que no quería ser curada, le has hecho un mal enorme. Nos habituamos a nuestra enfermedad, si alguien nos trastorna entramos en crisis…

No hace falta odiar al que te cura. Eres tú quien lo hace. Si el otro te ayuda a realizar una toma de conciencia, ¡Deja de odiarlo! Tu odio es tu defensa. Cuanta mayor es la conciencia que absorbes, más detestas a esa persona que lo ha provocado. Prefieres quedarte en la enfermedad porque es más confortable y porque tienes miedo a la vida. ¡Vence ese miedo! Tu Dios interior te lo enseña paso a paso.

Alejandro Jodorowsky,  en “Evangelios para sanar”

Fuente: http://planocreativo.wordpress.com/2012/12/12/sanar-a-otra-persona-2/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s