CURANDO LAS PENAS

Durante estos últimos días he estado ordenando papeles… y no saben lo que es esa tarea con un gato cerca, ja, ja.  He alucinado en colores porque he encontrado joyitas que había impreso en algún momento para leer pero no las había ni mirado. Hay material para rato.  Entre las joyitas encontré este cuento de Paola Klug que también publica en su blog que he visitado con respeto y mucho gusto pues esta mujer cuenta bellas historias sanadoras (entre otras muchas cosas). Si se dan un paseito por su espacio “Paola Klug (La pinche Canela)“, su corazón y su alma se … Leer más…