DALO POR HECHO – IMAGINA – VISUALIZA

Tengo una amiga que cuando tiene que hacer algo importante, cuando tiene que explicar algo… me llama y me dice “piénsame lúcida”.

Pues eso, si nos pensamos lúcidos – por ejemplo – nuestras células se recomponen en esa lucidez. Si nos pensamos felices … igual y así sin límites.  Deepak Chopra nos ofrece bellas sugerencias para esa práctica. 

No la dejen en el olvido, es mágico. 

Gracias

Imagina que el Universo entero está siendo representado en tu interior.
Imagina que estás conectado con todo lo que existe.
Imagina que eres como una cuenta de cristal. Reflejas la luz de todos los demás seres
sensitivos. También reflejas la luz de todo el Universo.
Imagina que eres una hebra del hilo cósmico, conectada con todas las demás hebras.
Imagina que eres eterno.
Imagina que tu espíritu no sólo está en ti sino en todos los demás seres y en todo lo que existe.
Imagina que todos son un reflejo de ti.
Imagina que cuando miras el Universo estás mirando tu espejo.
Imagina que ves lo que los demás ven.
Imagina que puedes sentir lo que los demás sienten.
Imagina que eres las características que más admiras en los demás.
Imagina que los demás reflejan las características que más aprecias de ti.
Imagina que eres una persona que está en un salón de espejos. Puedes verte a kilómetros de
distancia y cada reflejo que ves es de ti mismo aunque parece distinto.
Imagina que estás centrado y en completa paz.
Imagina que observas el mundo con paz y sabiduría.
Imagina que no te afectan la adulación ni la crítica.
Imagina que estás concentrado en el viaje, no en el destino.
Imagina que en tu presencia, toda hostilidad es superada por una profunda paz.
Imagina que no te interesan los resultados.
Imagina que hay dentro de ti un profundo océano que no es afectado por turbulencia alguna.
Imagina que el amor irradia de ti como lo hace la luz de una hoguera.
Imagina que estás enamorado de todo y de todos. Imagina que estás embriagado de amor.
Imagina que la respuesta correcta viene a ti, de manera espontánea; siempre que te
preguntan algo.
Imagina que sabes exactamente qué hacer en cualquier situación.
Imagina que el Universo es un vasto océano de conciencia y que tus intenciones, que salen
disparadas de tu corazón, son ondas que lo atraviesan.
Imagina que tu intención está organizando la actividad infinita del Universo, y que sirve de
contrapeso para el ecosistema de seres individuales.
Imagina que tu intención puede curar a los que no están bien.
Imagina que tu intención puede llevar alegría y risas a los que sufren.
Imagina que puedes dar éxito a los que están fracasando.
Imagina que puedes dar fortaleza a los que se sienten débiles y temerosos.
Imagina que puedes dar esperanza a los que se sienten desvalidos.
Imagina que tus pensamientos influyen en las fuerzas naturales del Universo, que puedes
provocar lluvia o sol, nubes o arco iris.
Imagina que cada pensamiento que tienes, cada palabra que pronuncias, cada acción que
realizas, tiene como resultado algún beneficio para el mundo.
Imagina que existes sin forma física, que eres un campo de conciencia que está en todas partes y en todo momento.
Imagina que has dejado atrás por siempre toda ira o resentimiento.
Imagina que eres libre del deseo de culpar y de la culpabilidad.
Imagina que nunca te dejas llevar por el melodrama o la histeria.
Imagina que puedes escoger cualquier emoción que quieras experimentar.
Imagina que puedes establecer cualquier objetivo que quieras y alcanzarlo.
Imagina que eres libre de tus impulsos y patrones de comportamiento habituales.
Imagina que estás libre de cualquier adicción.
Imagina que nunca participas en habladurías.
Imagina que eres libre de responder al nivel más alto, sin importar cuál sea la situación ni
cómo se comporten los demás.
Imagina que no existen límites para lo que puedes manifestar.
Imagina que puedes ver las posibilidades infinitas en todo momento.
Imagina que puedes cambiar de forma.
Imagina que puedes ser masculino y femenino si lo deseas.
Imagina que eres fuerte, decidido, valeroso, expresivo y poderoso.
Imagina que eres hermoso, sexual, intuitivo, enriquecedor y afectuoso.
Imagina que eres estable como una montaña.
Imagina que eres flexible como el viento.
Imagina que eres un ángel alado.
Imagina que eres un ser iluminado que tiene compasión infinita.
Imagina que eres un ser divino de Dios jugando en el reino celestial.
Imagina que puedes moverte al ritmo de los impulsos de un Universo consciente.
Imagina que bailas al ritmo del Universo.
Imagina que los ritmos de tu cuerpo están en perfecto orden.
Imagina que tu cuerpo es una sinfonía.
Imagina que eres la armonía del Universo.
Imagina que cada vez que buscas algo, el Universo te da pistas en forma de coincidencias.
Imagina que estás evolucionando y te estás transformando en un ser más elevado.
Imagina que hay un significado y un propósito en todo lo que ocurre y en todo lo que haces.
Imagina que hay una aportación que tienes que hacer al mundo.
Imagina que percibes lo que otros tal vez no.
Imagina que distingues el significado oculto de los acontecimientos.
Imagina que la vida está llena de experiencias intensas.
Imagina que tienes talentos únicos que utilizas para servir y ayudar a los demás.
Imagina que todas tus relaciones son enriquecedoras y gozosas.
Imagina que te deleitas en el juego y el humor.

Deepak Chopra, en “Sincrodestino”

Fuente: http://planocreativo.wordpress.com/2008/07/12/representa-tu-drama-mitico/
Esta entrada fue publicada en BELLEZA, CONSCIENCIA, DESPERTAR, satisfacción y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s