Dieta según la Medicina Tradicional China – Patricia Guerín

La entrada actual es solo un primer acercamiento a una de las patitas de la Medicina Tradicional China: lo que comemos, la forma de comer, la temperatura… todo cuenta para ellos. Habrá más para ir comprendiendo mejor. 

Y no olviden: la intención. Recuerdo la primera vez que cogí el libro de Patricia Guerín sobre la alimentación en base a la medicina tradicional ¡qué flipe y qué complejo parecía! ahora también pero las relaciones ya salen más fácil, gracias a Dios. 

Cualquier abordaje terapeútico en base a esa medicina milenaria tiene en cuenta la esencia intrínseca: en este caso del alimento, de la hierba, del condimento. En otros casos hace referencia a la naturaleza del resonador, por ejemplo lo que decíamos antes de ese resonador del canal de riñón que se llama «Confianza mutua».  

Gracias

Dieta según la Medicina Tradicional China

La dieta según la Medicina Tradicional China adaptará la alimentación del paciente a su constitución física, el clima y su estado de salud actual.

En qué consiste una dieta según la medicina tradicional china

La dietética china, junto con la Acupuntura, la fitoterapia y el masaje forman parte de los pilares terapéuticos fundamentales de la Medicina Tradicional China.
Con la acupuntura y el masaje movilizamos y regulamos la energía; con la fitoterapia y la dieta preservamos y nutrimos la esencia.

Si la nutrición es adecuada, la energía será abundante, los órganos estarán bien nutridos y el «Shen» florecerá (nuestro sistema nervioso y nuestras emociones estarán en armonía)
La alimentación es pues, esencial para lograr el equilibrio, la armonía y por tanto la salud integral.

La medicina tradicional china clasifica a los alimentos según

Según la energía intrínseca o naturaleza del alimento

  • Alimentos calientes y templados: tonifican, calientan, ascienden, mueven.
  • Alimentos neutros: estabilizan, armonizan, centran.
  • Alimentos frescos y fríos: refrescan, sedan, astringen, hidratan.

Según su sabor. Cada sabor tiene una característica energética diferente

  • Alimentos ácidos: astringen, contraen la energía hacia adentro.
    Actúan sobre el hígado y la vesícula biliar (elemento Madera)
  • Alimentos amargos: favorecen el drenaje y la evacuación, descienden y secan.
    Actúan sobre el Corazón y el Intestino Delgado (elemento Fuego)
  • Alimentos salados: en cantidad moderada ablandan, lubrifican.
    Actúan sobre el riñón y la vejiga urinaria (elemento Agua)
  • Alimentos dulces: ascienden la energía y lubrifican.
    Actúan sobre el Bazo, Páncreas y Estómago (elemento Tierra)

Según su color

  • Alimentos rojos: revitalizan.
  • Alimentos amarillos: estabilizan, equilibran.
  • Alimentos verdes: desintoxican, depuran.
  • Alimentos negros: astringen, tonifican el «Jing»(esencia)
  • Alimentos blancos: purifican.

Según el tropismo del meridiano

  • Cada alimento tiene un meridiano de impacto principal.
    Ejemplo: la pera por el meridiano del pulmón las espinacas por el del hígado la calabaza por el del Bazo las castañas por el corazón los azukis por el riñón.

Según el movimiento de la energía que inducen, etc.

  • Teniendo en cuenta todos estos criterios y según el diagnóstico de la persona se determinan los alimentos más convenientes para corregir los desequilibrios existentes.

Ventajas de la dieta según la medicina tradicional china

No es una dieta fija sino que se adapta a las condiciones particulares de cada persona: constitución física, edad, época del año, país en que vive, tipo de trabajo que realiza, tipo de patología que presenta etc.

No tiene en cuenta el aspecto cuantitativo (cantidad de alimento) sino el cualitativo (calidad energética del alimento)
Está basada en los principios básicos de la Medicina Tradicional china que tiene en cuenta al ser humano desde la totalidad, desde la globalidad.

Inconvenientes de la dieta según la medicina tradicional china

Para aplicar este tipo de dietas se requieren conocimientos previos de la Medicina tradicional China o bien asesorarse por un profesional.

Ejemplo de un menú

Vamos a hacer 2 dietas comparativas
Tipo A: una persona friolera, lenta, asténica con tendencia al cansancio.
Tipo B: una persona activa, nerviosa, pletórica y con tendencia al calor.

Desayuno
Tipo A: Crema de avena con un poco de canela y 2 o 3 nueces.
Tipo B: Macedonia de frutas de la estación con zumo de naranja o yogurt (mejor de cabra)

Almuerzo (mediodía)

    Tipo A

  • Sopa de miso con alga wakame y zanahorias.
  • Azukis (hervidos con cebolla, un poco de calabaza, puerros, diente de ajo y un poco de jengibre) acompañados de arroz integral.
  • Postre: manzana al horno.
  • Infusión: de regaliz y salvia o tomillo.
    Tipo B

  • Ensalada variada con rabanitos, nabo rallado, endivias, germinados, alga nori y pipas de girasol.
  • Pasta integral (macarrones, espaguetis) con verduras guisadas o salteadas.
  • Postre: requesón.
  • Infusión: de poleo menta o manzanilla.

Cena

    Tipo A

  • Sopa de arroz integral y trigo sarraceno.
  • Pollo a la plancha con estofado de verduras.
    Tipo B

  • Crema de espárragos con semillas de sésamo.
  • Pescado guisado con verduras en su jugo.
  • En la dieta tipo A se eligen alimentos de naturaleza tibia, neutra y algún caliente.
    En el tipo B alimentos mayoritariamente frescos y neutros y algún frío.
    También tendremos en cuenta los sabores, los colores etc.

Observaciones

Realmente la Dieta según la Medicina Tradicional China nos ayuda a ser consciente en todo momento de cómo nos sentimos (con calor o frío, cansados o excitados, con sequedad o exceso de sudor, etc.) y a partir de aquí modificar nuestra dieta con sólo unos retoques para recuperar el equilibrio.

Patricia Guerín

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s