ILUSIÓN – por Rafapal – y película EL ILUSIONISTA

Otro regalito… de nueva vida.

Gracias Rafapal por esta reflexión espléndida en torno a la palabra ILUSIÓN, lo que cuenta el diccionario, lo que has vivido tú… Gracias. El principio de mi “tomar conciencia plena” fue de mano de tus conferencias, hacías un compendio interesante y divertido de las pruebas que yo buscaba para explicar las intuiciones que ya sentíamos.

Claro, Rafapal es mucho más joven que el Finder y yo. Le hemos oído con mucho interés y a veces sintiendo “ay este chico, qué se chisca enseguida” o “bueno, con el tiempo perderá un rato de yo-yo-yo…” El Finder siempre decía “déjalo, todavía es joven, ya se dará cuenta”

Es por eso que ha sufrido con la ausencia “real” de “supuestos cataclismos anunciados” porque todavía sentía que era EL quien lo hacía y en mi sentir ha sido un instrumento de La Creación, como todos, para explicarnos muy bien lo que estaba ocurriendo y lo que íbamos a vivir. (Nunca le agradeceré bastante la traducción al español del vídeo de El dinero es deuda  que me abrió los ojos definitivamente)

El pensó que iban a ser eventos externos – quizás lo esperábamos muchos… a ver si así el cambio se producía ya… sin embargo, me incluyo, la reflexión que me hice fue que nos empeñamos siempre en “organizar” “dirigir” al Universo, interfiriendo en su ritmo natural. Ya sabrá él lo que va a pasar… a nosotros nos compete vivir y si acaso…transmitir lo que sentimos.

Yo la verdad, siento que no debe des-ilusionarse porque como muy bien explica la palabra tiene dos acepciones tan contradictorias… y la clave está en la intención. Si la intención es darme “pote”, la importancia personal… entonces nos sentiremos engañados… si por el contrario la intención es la de transmitir… siempre lo haré con esperanza porque así lo siento. No puedo hacer otra cosa. 

Eso sí, estemos muy atentos, – muy, muy – a discernir lo que es real o no de lo que nos venden a diario en la caja boba – qué gusto no verla – en los medios de des-información… esa es una ilusión que nos quieren vender por realidad y como lo que creemos creamos… pues miren ustedes, donde estamos. No, ya vale de creernos sus cuentos. Esa es una ilusión del primer tipo… no interesa para nada.

Gracias

Después del artículo de Rafapal sobre la palabra “ilusión” y su vivencia les comparto una peli estupenda que vimos hace unos días. Precisamente la comparto por la sincronía del título: El ilusionista. ¿Qué les parece? Es genial. Cuenta algo que ocurrió en la Viena de principios del XX y el protagonista, el ilusionista, aúna precisamente las dos acepciones de la palabra: engaño y esperanza. 

Les podría contar de qué va pero a mí no me gusta saber nada antes de ver una película. Por eso no lo hago.

Nuevas Gracias

Ilusión”: hace años que vengo pensando en esa palabra, en esa idea tan contradictoria.

Creo que, de todas las palabras que existen en la lengua castellana, no hay otra más jodida que ésta.

Os desafío a que encontréis otra que englobe acepciones y usos tan contradictorios como ésta. Aunque creáis que la conozcáis de sobra, vamos al diccionario porque lo veremos más claro.

1-Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por el engaño de los sentidos.

2-Esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo. (Según cuenta esta web, esta acepción se extendió a partir del siglo XIX y la original es la primera).

¡Toma ya! Una ilusión es un espejismo pero al mismo tiempo es una esperanza. ¿Podríamos decir que la esperanza es un espejismo o que, dentro del espejismo… hay una esperanza? ¡Qué locura!

Pero es que “ilusionar” es sinónimo de “engañar o seducir” y también de “anhelar” o de “tener esperanza en algo”!: ¡madre de Dios! ¡Vaya contradicción!

Viene esto a cuenta por el 21 de diciembre y mi “ilusión” de que en ese día podría desencadenarse un cambio radical en nuestra manera de vivir. Evidentemente, he generado una “ilusión” que se ha demostrado falsa y, al mismo tiempo, una esperanza, en la creencia (New Age) de que con nuestra intención podríamos impulsar ese cambio.

Sin quitarme culpa de encima, vivimos en un mundo lleno de ilusiones. Cada día, el sorteo de la ONCE en España se autocalifica de “la ilusión de todos los días” y el sorteo de la Lotería no se recata en utilizar la palabra “ilusión” constantemente. Están promocionando un engaño colectivo bajo el patrocionio de la Ley, ni más ni menos.

El Sistema está basado en ilusiones, en esperanzas incumplidas, comenzando con esa ilusión de cambio que ocurre cada 4 años y que llaman “elecciones”. Por no hablar de la liga de fútbol, los óscar, los coches, los bienes materiales o Walt Disney (”un mundo de ilusión”)…. O las “estrellas” de la música, el deporte, el cine, la literatura o la televisión ¿Acaso no son todos ellos, ilusiones? ¿O no nos ilusionamos pensando que son mejores que nosotros porque hayan “triunfado”?

Hace ya un tiempo, una chica que llegó a ilusionarme me dijo:  ”todo es una ilusión, Rafa: todo lo que vemos es una ilusión, nada es Real”. Enfangado como estaba en el enganche emocional, tuve que reconocer que, hasta cierto punto, era cierto, y, de alguna manera, así me dio la clave para desengancharme de ella: fue una ilusión.

Pero, al mismo tiempo, si no le hubiera puesto “ilusión” a mi trabajo durante estos trece años, no hubiera podido despertar a tanta gente cuando en 1999 estaba solo. Sin ilusión, no hubiera podido generar un proyecto tan desmesurado como El Jaque Mate y editar 175.000 ejemplares, tras recolectar 10.500 euros. Sin ilusión, no hubiera podido hacer comprensible para el gran público cosas tan marcianas como MK Ultra, autoatentados producidos por los gobiernos, la existencia de Extratraterrestres o de una Conspiración para homosexualizarnos.

De hecho, cuando te “desilusionas” de la vida, te quedas incapacitado para seguir generando ideas, proyectos… ¡incluso para enamorarte! ¡O es que no tiene el proceso de enamoramiento una parte “ilusionante”! (¿Es un autoengaño o una esperanza que te transforma? ¿No es el Amor una “ilusión compartida”?; ¿una esperanza compartida o un autoengaño? ¡Verdad que es jodida la palabreja?).

La controversia en torno a la palabra “ilusión” creo que es el meollo de lo que estamos viviendo ahora mismo: ¿qué es real y qué no?

Siento que está en la intención el meollo del jeroglífico en torno a esta palabra que alberga la dualidad en toda su profundidad: si tienes intención de aprovecharte de alguien o si albergas una esperanza sincera.

Fuente: http://www.rafapal.com/?p=19243

 

Esta entrada fue publicada en BIODESCODIFICACIÓN, CONSCIENCIA, PELÍCULAS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s