ANTES DE CRITICAR…

Buenos días, viajeros,

Cuando no se saben las cosas puedes actuar a lo tonto ¿verdad? pero cuando ya se saben, pues no. Y yo se que hay dos fases en todo, da igual que le llamemos yin-yang / simpático-parasimpático/frío-caliente… El caso es que todo en el Universo tiende a equilibrarse – y más cuando hay momentos «muy» de un lado. 

Llevo varios días, casi semanas, con Corbera ¡y remueve hasta el último y más escondido cimiento! Cuando hablábamos de JL Parise decíamos que era como un huracán que lo ponía todo patas arriba. Sin embargo, cuando escuchas a Parise … te sientes vital y con ganas de todo. Con Corbera ¡a veces!. Y no creo que sea por él, es porque – al menos en mi caso – en el inconsciente hay tantos códigos – y algunos tienen que ver con «lealtades»… que hasta que salen, hasta que se limpian, hasta que entregas las maletas con las que has cargado toda la vida y ¡que no te correspondían! y sobre todo hasta que estás en «paz biológica» que te promueve en el aceptar y entregarte a la vida… pues hay un trabajo interior grande. 

Al menos en mi caso, noto perfectamente cuando hay algo que ya está sanado: te entra un cansancio horroroso… ya entramos en fase vagotónica, en fase de recuperación: has estado en alerta… y ahora – naturalmente – la biología hace lo que debe para recuperar. Y antes seguramente o bien me hubiera preocupado porque «no he hecho nada físico y por qué estoy tan cansada» o bien no hubiera hecho caso y hubiera seguido con vida acelerada. Ahora no, ahora respeto el ritmo y descanso. Por eso, a veces, no hay entradas, como ayer.

El día anterior, habíamos comentado algo sobre la crítica «sin más». El Universo nos regala un cuento que nos lo explica de forma espléndida. Si siguiéramos el cuento… hablaríamos mucho mucho menos y qué me dicen de las noticias… se las tendrían que tragar por no cumplir los requisitos. 

Gracias

SI VAS A CRITICAR A ALGUIEN, PRIMERO…

ACUÉRDATE DEL CUENTO DE «LAS 3 REJAS»

 

LAS TRES REJAS

El joven discípulo de un filósofo sabio lo visita y le dice:

– Maestro, un amigo tuyo estuvo hablando de alguien con malevolencia.
– ¡Esperá! lo interrumpe el filósofo ¿Ya hiciste pasar por las tres rejas lo que vas a contarme?
– ¿Las tres rejas?
– Si. La primera es la VERDAD. ¿Estás seguro de que lo que queréis decirme es absolutamente cierto?
– No. Lo oí comentar a unos vecinos.
– Al menos lo habrás hecho pasar por le segunda reja, que es la BONDAD. ¿Es bueno para alguien lo que me vas a decir?
– No. en realidad no. Al contrario …
– La última reja es la NECESIDAD ¿Es necesario hacerme saber lo que tanto te inquieta?
– A decir verdad, no.
– Entonces, dijo el sabio sonriendo, si no es VERDADERO, ni BUENO, ni NECESARIO, sepultémoslo en el olvido.

Fuente: http://planocreativo.wordpress.com/?s=cuento+de+las+3+rejas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s