MENSAJES «ocultos» DETRÁS DE LOS REGALOS

Buenísima la entrada… porque nos va a dar pistas y certezas sobre relaciones presentes, pasadas y futuras.

Recuerdo que a madre todos los regalos que la hacían… por alguna razón no le venían bien en ese momento y los descambiaba por otros. Y ahora que lo estoy recordando yo en algunas ocasiones pienso lo mismo… uy, uy, ¡a mirarlo! 

Ya tenemos para un ratito. Gracias, viajeros

DETRÁS DE LOS REGALOS SIEMPRE HAY MENSAJES MÁS O MENOS OCULTOS QUE CONVIENE CONOCER

jaula

Imagen: Extracto de un cuentín de  “Almanaque Sanador. 365 cuentos de Plano Creativo”

10 tipos de regalos

*

Es una maravilla dar y recibir regalos, la generosidad y el agradecimiento, el compartir y el celebrar. Pero cada comportamiento humano, incluido el de regalar, está cargado de un simbolismo inconsciente que habla de una dimensión del Yo oculto:

1-”Lo doy todo”. Son regalos que no se meditan, no los buscas, sino que ellos te encuentran. Vienen en un sueño, mientras paseas, ves un escaparate u ojeas una revista. “Esto es para él/ella”. Pueden darse en fechas especiales, pero cualquier momento es bueno para dalo todo.

2-”Te convierto en“: “te voy a regalar algo que te convierta en lo que quiero que seas”. Estos regaladores quieren conseguir un efecto en el regalando. Son personas con algún punto de manipuladoras  o /y dominantes que no tienen desarrollada la empatía. “Quiero que te guste cocinar, así que te regalo un libro de recetas”, “quiero que me llames y mandes mensajes, te regalo un móvil”…

3.-”Mira todo lo que sé o mira todo lo que tengo”: son regalos sofisticados y que nada tienen que ver con la persona que los recibe. Por ejemplo, regalar una reliquia de libro de siglos atrás del que sabe mucho el regalador, a alguien que lo que le gusta es el deporte de riesgo. También hay regalos  que  tienen la intención de mostrar lo que se tiene. Sucede cuando se regala algo muy caro con el fin de demostrar el nivel económico que se posee, o algún producto de su finca o su bodega, para dar a conocer su territorio.

4.-”Qué sea práctico”: los regalan normalmente personas que tienen un nudo sadomasoquista y que por tanto niegan el placer. Los regalos son para exclusivamente para cubrir necesidades. “¿Qué le regalo?… un pijama, un bolso de aseo, calcetines… algo útil”.

5.-”Compensatorios“: Son puras metáforas, el inconsciente dicta el regalo que vendrá a completar algo que le falta. El  regalado lo admite con gusto, no como en el caso 2.  Corbatas, bolsos, maquillaje, relojes, aparatos de gimnasia, artículos de higiene, mascotas, un cubo rubik… cada cual entenderá el simbolismo a su manera.

6.-”Te marco“: El que regala grava su nombre en el regalo que suele ser algo que se ata al cuerpo del regalado (pulsera, anillo, colgante…), porque inconscientemente quiere poseerlo. Distinto es una dedicatoria por ejemplo en un libro que viene a decir que el que regala desea que una parte de él se quede con el regalado.

7.-”Atrapados en el tiempo”: Puede que por arraigo a los hábitos, por miedo al fracaso, o por limitaciones de cualquier tipo, hay personas que toman la costumbre de regalar siempre lo mismo. “Todos los años mi tía Marta me regala un tarro de colonia Añeja por mi cumpleaños”.

8.-”A sus órdenes“: El regalador compra lo que el regalado le dice, es como ir a hacer la compra con la lista de mamá: “leche, pan, harina y huevos”. Aquí ocurre el fenómeno inverso al tipo 2, el regalando es el que toma el mando.

9.-”Admira mis habilidades“: Personas que no han sido “vistas”, necesitan que alguien les admire de vez en cuando para sentir que tienen valía. Cuadros, mantelerías, prendas de lana, trabajos manuales, poesías, tartas…

10.-”Los unitemáticos“: Estos regaladores suelen tender a simplificar y son poco creativos. Si el niño es de un equipo de fútbol, tendrá hasta el cepillo de dientes con el logotipo correspondiente. Si alguien colecciona por ejemplo llaveros, su colección alcanzará un número de piezas escandalosamente alto en poco tiempo. También hay unitemáticos en el tiempo. “Todos los años mi tía Marta me regala un tarro de colonia Añeja por mi cumpleaños”.

Sea de tipo que sea, al recibir un regalo, tras agradecerlo, en función del efecto que nos produzca lo podemos disfrutar, transformar en otra cosa que nos guste cambiándolo o vendiéndolo (hay que darse permiso para no cargar con cosas que no nos gustan, los objetos tienen poder), o simplemente “reciclarlo”.

Fuente: http://planocreativo.wordpress.com/2013/07/03/detras-de-los-regalos-siempre-hay-mensajes-mas-o-menos-ocultos-que-conviene-conocer-2/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s