ELEGIR

Regalo de Maite. 

Ayer en el hospital madre y yo conversamos y conversamos. ¡Qué bien, por fin salieron los secretos! (seguro que queda alguno). Estoy cansada cansada, creo que todo eso que recibí ayer se tiene que asentar y el cerebro necesita su tiempo para ordenar e integrar los nuevos elementos.

¡Qué buena! Dice en un momento, “¡hija, gracias, porque ya creí que me iba a ir a la tumba con ello!”. ¡¡¡Gracias a ella que me ha ahorrado unas cuantas consultas y duelos y …”

Gracias viajeros, seguimos ofreciendo un café o té riquísimo para los que nos visitan… en nuestra aparente ausencia.

De todo corazón, gracias por esta bendita posibilidad de compartir.

Imagen de Igor Morski

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s