ELEGIR

Regalo de Maite. 

Ayer en el hospital madre y yo conversamos y conversamos. ¡Qué bien, por fin salieron los secretos! (seguro que queda alguno). Estoy cansada cansada, creo que todo eso que recibí ayer se tiene que asentar y el cerebro necesita su tiempo para ordenar e integrar los nuevos elementos.

¡Qué buena! Dice en un momento, “¡hija, gracias, porque ya creí que me iba a ir a la tumba con ello!”. ¡¡¡Gracias a ella que me ha ahorrado unas cuantas consultas y duelos y …”

Gracias viajeros, seguimos ofreciendo un café o té riquísimo para los que nos visitan… en nuestra aparente ausencia.

De todo corazón, gracias por esta bendita posibilidad de compartir.

Imagen de Igor Morski

Esta entrada fue publicada en CITAS, CONSCIENCIA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s