DE AQUÍ A DICIEMBRE SE NECESITAN SOLO 9.000 PERSONAS QUE ENSEÑEN A AMPLIAR CONSCIENCIA

Siguiendo con Parise:

Por mi parte encontré otra cosilla con José Luis Parise – para mi gusto más ordenada y con menos idas y venidas (que a mi particularmente me gustan porque ya le he escuchado muchas veces y sé de que habla pero si no le has escuchado antes… a lo mejor no te enteras) y más preciso porque da sugerencias concretas y algo muy importante: Lo que ocurra será primero individual o no será: el cambio parte de cada uno de nosotros sino iremos al vacio. Si pretendemos que desde el sistema – con indignación o sin ella – aparezca el cambio y a nivel colectivo… no se dará nada, perderemos la oportunidad de lujo de atravesar la puerta hacia esa nueva era.

El título de la entrada se refiere a un momento de esta comunicación de José Luis Parise y se refiere a la masa crítica necesaria para que el cambio de paradigma se pueda dar: no más de 9.000 personas se necesitan para que sean los faros que den luz al resto  que previamente ya está haciendo su trabajito, claro porque de poco sirve que me quieras dar luz si yo sigo en las cavernas y además me río de tu luz porque no conozco nada de lo que me estás hablando. 9.000 personas. Y el cambio será de paradigma o no será. Hemos de ser capaces de crear nuestra propia realidad al margen de los paradigmas imperantes de religión – ciencia – economía y política. Es decir, no es que haya que despreciar lo que dice la ciencia por ejemplo sino que la ciencia no debe hacerme creer lo que es posible y no es posible de curar, por poner un caso. La realidad la creamos a través de nuestra palabra – nuestros sentires – nuestros sueños y cómo energizamos nuestra vida. Y lo que digan esos sistemas imperantes, vale, bien, lo tomo en cuenta pero no me rige la vida: si yo hubiera hecho caso de lo que me afirmaba la medicina a propósito de una enfermedad grave ya no tendría bazo – con lo que supone, que ya hablaremos de eso en breve – habría estado tomando corticoide para toda la vida con sus consiguientes efectos colaterales nada pequeños por cierto y muchas cosas más. Sin embargo no me lo creí y así empezó el camino de sanación: ese no creerme lo que me dice el sistema imperante y entonces no sabía nada de nada, solo que “seguro que algo más se puede hacer” y “por casualidad” apareció A y “por casualidad” después también apareció B… y así hasta ahora.

Recordemos el dicho hindú que dice “si es casualidad es magia”.

Y es que además desde el sistema, desde siempre que nosotros conozcamos, nos intentan enseñar lo contrario de lo que es: por ejemplo que “las palabras se las lleva el viento” y así dejan de tener importancia. Por ejemplo que “los sueños, sueños son” como si no fueran nada. Y perdemos así herramientas super poderosas de co-crear realidad. No solo eso sino que como no tienen importancia no aprendemos a usarlas bien y entonces generamos caos en lugar de armonía.

Qué disfrutéis del ratito con J.L. Parise. Y ¡a por las 9.000 personas de masa crítica! ¡Es nuestro reto! ¡Ya estamos en otra vida, la de antes era muerte! (ya os lo contaré en otro ratito)

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=IPsQkT7lvHU&w=420&h=315]

Gracias. Atención a la parte 5, ahí están las claves.

Deja un comentario