ABRIRSE A LA ABUNDANCIA Y EL ORDEN SISTÉMICO

Buenos días, viajeros de luz

Supongo que a ustedes también les pasará: como una servidora ha sido fundamentalmente auto-didacta… las herramientas van llegando a lo mejor no todo lo ordenadas que quisiera ja, ja… aunque seguramente llegan cuando estoy preparada o en el orden que yo puedo asimilar  y cuando lo hacen es como que se adueñan de tu vida por un rato para ponerlas en práctica.

Esto me ha pasado con esta mujer que traigo hoy a compartir: Brigitte Charpentier que trabaja en Constelaciones Familiares, es decir en movimientos de sistemas, sistémicos. Me llegó como una conferencia sobre abundancia y abrió la caja de Pandora, ja, ja.

No me había querido nunca meter en constelaciones… había tanto por aprender y desarrollar con la Bio, con el transgeneracional, con la medicina china… ¡una no da para todo, ja, ja! Sin embargo, me atraía mucho una palabra que en constelaciones se repite muchísimo: el orden en el sistema. Y me atraía porque en mí, en mi sistema, físicamente notaba desórdenes, desórdenes que no me dejaban avanzar.

Y como la Vida nos escucha todo el rato… ya me va poniendo en el camino los recursos necesarios para ir ordenando lo que no lo estaba. Y vive dios que hay desórdenes desde el principio. ¡Uau! ¡Tenemos tareíta, ja, ja!

abundancia y orden

El principal desorden en los sistemas es NO ocupar tu lugar, el que te corresponde. Esto se puede deber incluso porque eres el representante de otra persona en el clan, de un ancestro pero hoy voy a compartir un poquito sobre el primer desorden que nosotros podemos ordenar.

el primer lugar que te corresponde es el de Hijo/a. Aunque nos parezca una obviedad “pues claro, yo soy hija”, en la mayoría de las ocasiones no hemos ejercido de hijos, de hijos inocentes. Por razones X y casi siempre inconscientes, heredadas o aprendidas en los movimientos de la convivencia (papá nos hablaba de mamá y no en bonito o viceversa abriendo la caja de pandora de los bandos)  nos hemos posicionado por encima de nuestros padres (de papá o de mamá o de los dos, como fue mi caso) juzgando su manera de ser, de hacer…en realidad no aceptando-los tal cual eran-son.

Tengo la capacidad de ver lo que está sucediendo en movimientos y antes de saber esto, yo veía que si pensaba en mis padres era como que dejaba de andar para adelante, me paraba y miraba para atrás, para ellos, para reprocharles esto o lo otro: “pero es que tú, pero es que vosotros…”. Dejaba de atender mi vida para interpretar la suya.

Cada vez que escuchaba lo de “tomar a la madre” o “tomar al padre” tal cual eran… me salía sarpullido, aunque conscientemente, aunque como adulta ya lo hubiera hecho. Fue la precoz adolescente la que no lo hizo y ahí estaba uno de los desórdenes.

En realidad el tomar a la madre o al padre es agradecer que nos dieron la vida. Nada más. Estoy aquí gracias a ese encuentro entre papá y mamá… fueran como fueran. Ese agradecer – y no es fácil a veces – abre la puerta a verlos en su humanidad y aceptarlos como fueron y además agradecérselo,  pues entre otras cosas, ja, ja, no está dentro de nuestros atributos el ser sus jueces (como no estaba dentro de sus atributos el ser los nuestros).

Cuando te bajas del pedestal del juez y te colocas como hijo – más pequeño que ellos – y les dices por ejemplo (en diferentes fases, cuanto más escueto y corto mejor):

“Te doy las gracias por darme la vida y te acepto tal cual eres.

Yo soy tu hija, soy la pequeña y tú eres la grande.

Honro tu vida y tu destino y sé que eres fuerte para sobrellevarlo, te dejo ahí lo que es tuyo”…

Por dentro se nota de tó: yo lo que sentí fue una oleada de calidez, como que la energía se expandía y entraba en todos los rincones donde no la había, una oleada de gratitud y una visión de orden que me hacía sentir en paz frente a ellos, con gratitud. Fue una visión hermosa viéndome crecer desde ese orden. Y a ellos descansar.

Me encantan las frases sanadoras que se proponen en los movimientos sistémicos, son frases escuetas, sin floripondios de mucha preposición, oraciones subordinadas… “yo soy la pequeña, tú eres la grande” por ejemplo.  Esa condensación escueta funciona como una imagen en el inconsciente, cuando lo dices, lo ves y lo sientes. ¡Bingo!

Este paso ordenado de “tomar a la madre” es el primero, fundamental y sine qua non es factible que tengamos una vida de abundancia. Porque la energía de la abundancia, como la del sol, es incondicional y el amor incondicional es uno de los atributos de la madre arquetípica – lo haya ejercido en la realidad la nuestra o no. Así pues, madre y abundancia van unidas y si juzgo o desprecio a mi madre… la abundancia no encuentra la puerta de entrada a nuestra vida. La vemos aparecer y de repente… ¡se fue otra vez! ¿Y cuál es la varita mágica – al revés – para conseguir que desaparezca? El juicio, el creer que yo sé más que tú, que lo hubiera hecho mejor que tú…

Tomar al padre también es fundamental obviamente pero en este caso y porque traigo esta conferencia a compartir, solo hablamos de tomar a la madre. El padre nos da otras cosas: nos da estructura, nos da la capacidad de adaptarnos, nos da el impulso hacia afuera del nido… La madre nos da la capacidad de ser abundantes y de la salud.

Mis conoceres sobre las constelaciones son de “a nivel usuario” todavía así pues con este paso fundamental de tomar a la madre lo dejo aquí.

En esta conferencia Brigitte Charpentier nos habla de la abundancia y nos propone dos ejercicios para hacer:

  • Uno con otra persona – yo todavía no lo he probado a hacer sola pero lo haré – : el que quiere trabajarlo le dice al otro: “tú eres yo y yo soy el dinero” y sentir los movimientos a ver cómo se mueven los dos. Es muy interesante verlo y escuchar las explicaciones de Brigitte sobre los movimientos.
  • Otro en soledad: este lo propone porque explica que muchas veces los hijos primogénitos reemplazamos a parejas anteriores de nuestros padres y ese vínculo inconsciente desemboca en rivalidad con papá o mamá. Ya no los puedes tomar tal cual son.

Entonces imaginas a tus padres delante con una pareja anterior (un antiguo novio de mamá… yo supe perfectamente a quién poner ) al lado de cada uno y les dices internamente:

“llevo todos tus sentimientos de fracaso en el amor. Te devuelvo tu destino. Gracias por haber hecho sitio para mi padre”

Y vas a tu madre y le dices: “mamá, yo solo soy tu hijo” y a papá igual.

Hasta aquí por hoy. Les comparto también un vídeo que ví después de esta conferencia con una sesión de preguntas y respuestas sobre constelaciones. Para mí, en todo hay pistas. Ojalá ustedes también encuentren las suyas.

Con el deseo en el alma que les sirva para ordenar “lo suyo”. Por cierto, y ya casi se me olvidaba, un día haciendo un juego de ordenar una situación me dí cuenta que PERDÓN es ORDEN (más una P), así que el orden, ordenar un des-orden sistémico trae como regalo “añadido” esa sensación de paz que trae el perdón. Un 2×1 maravilloso.

Gracias, gracias, gracias.

 

 

Les comparto también el enlace a drive para que puedan descargar las notas tomadas de esa conferencia que comparto sobre la Abundancia.

NOTAS SOBRE “ABRIRSE A LA ABUNDANCIA” DE Brigitte Charpentier

Esta entrada fue publicada en CONSCIENCIA, DESPERTAR, EDUCACIÓN y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s