CADA ÓRGANO DAÑADO RESPONDE A UN SENTIMIENTO – Christian Flèche

Cuanto más estudio biodescodificación más me recuerda a la medicina china y cuanto más trato con medicina china más entiendo desde la bio-descodificación. 

La primera vez que oí al Dr. Padilla (director de la escuela Neijing donde me formé y sigo formándome) que la enfermedad era “un proceso adaptativo de salud” me pareció muy bonito pero no entendí la profundidad de lo que había detrás. 

Ha sido la bio descodificación o como se quiera llamar – que ahora con tantas escuelas unos y otros ponen nombres distintos para distinguirse pero yo bebo de todas las fuentes y cada una me aporta algo que necesito – la que me ha dado la respuesta con mapa del tesoro incluido a esa idea de “proceso adaptativo de salud”

Comparto una artículo de Christian Flèche, sobre qué producen las emociones no expresadas en el cuerpo – que es lo más evidente y a lo que llamamos síntoma, enfermedad… – pero también en el cerebro (y se ve con un scanner sin contraste ) y también en la energía. 

Es por eso – en mi humilde opinión – que la medicina china puede ayudar y ayuda de forma muy relevante pues cualquier actuación a nivel energético que es donde actúa cualquiera de las patitas de la medicina china tiene repercusiones igualmente en los demás niveles. Amén que la visión alkímica que nos transmite la escuela Neijing hace que sepamos que al llamar a los resonadores por su nombre, estos desarrollarán su función llevando al equilibrio de lo que esté sucediendo. 

Si yo por ejemplo no tengo confianza en mí misma desarrollada en el tiempo… puedo generar, pongo por caso una anemia. Una vez que sé cuál es la emoción que no puedo expresar, hay un resonador en el canal de riñón que se llama “Confianza Mutua”. La actuación sobre él promoverá la sanación de esa emoción conflictiva.

Y así.

Además de este artículo y por esa relación que yo establezco, comparto también un ejercicio muy sencillo que estimula canales de energía como el Maestro de Corazón, el Triple Calentador y el Corazón que velarán por el equilibrio de nuestra energía. Si la energía está en equilibrio, el shock vivido en soledad, de forma dramática y sin ver una solución… se producirá con mucha menos intensidad, seguro, y eso hace que el inconsciente no lea que hay peligro. 

Es alucinante: por lo que voy aprendiendo, todo lo que guarda el inconsciente lo gestiona el tronco cerebral, que es el primer cerebro, el reptiliano y este tiene como función velar por nuestra supervivencia, para él todo es vida o muerte e igual que si estamos en una calle y oimos la bocina de un autobús e instintivamente nos echamos hacia atrás y salvamos la vida (instinto que produce el inconsciente biológico grabado en ese tronco cerebral)… la misma reacción de velar por nuestra supervivencia es una acidez de estómago que lo que hace es que tengamos más ácido clohídrico para digerir algo que nuestro inconsciente no quiere: una cena con amigos que no te gustan… ¡a saber! 

¡Qué maravilla!

Gracias, viajeros, qué sea de utilidad

Christian Flèche, psicoterapeuta, padre de la teoría de la descodificación biológica

“Cada órgano dañado responde a un sentimiento”

Emociones

Las enfermedades son una tentativa de autocuración, una reacción biológica de supervivencia frente a un acontecimiento emocionalmente incontrolable, de manera que cualquier órgano dañado corresponde a un sentimiento preciso y tiene una relación directa con las emociones y los pensamientos. Junto al doctor Philippe Levy, Flèche creó nuevos protocolos para organizar un método de diagnóstico original emocional y una nueva forma de terapia breve que busca en las emociones el origen y la solución a las enfermedades. Tiene publicados 17 libros sobre la descodificación biológica, cuatro de ellos traducidos al español. El cuerpo como herramienta de curación (Obelisco) ha vendido tres ediciones

 

¿El cuerpo es nuestra herramienta de curación?

 Yo era enfermero en un hospital de Normandía y observe que pacientes con la misma enfermedad, tratamiento y doctor evolucionaban de manera muy diferente.

Bueno, cada uno es cada cual…

 Exacto, mi hipótesis es que las enfermedades son una metáfora de las necesidades físicas y emocionales de nuestro cuerpo. Cuando no hay una solución exterior a esa necesidad, hay una solución interior.

¿Eso es para usted la enfermedad?

 Sí, una solución de adaptación. Cada órgano del cuerpo quiere satisfacer su propia función, es decir, atrapar oxígeno, alimentos… Si el cuerpo quiere comer, pero en el exterior hay guerra y no lo consigue en un plazo razonable, se produce un shock.

¿Nace el conflicto?

 Sí, el inconsciente inventa una vía suplementaria de supervivencia: un síntoma, que es una solución o una tentativa de solución inconsciente e involuntaria a ese shock vivido. En ese caso, el miedo a morir de inanición atacaría el hígado.

Póngame otro ejemplo.

 Una persona que siempre tiene prisa puede desarrollar un nódulo en el tiroides, que envía más tiroxina y aumenta el metabolismo del cuerpo, eso la hará más rápida.

Pero tener prisa es psicológico.

 Todo lo que captamos a través de los cinco sentidos, de los captadores neurovegetativos que vienen del interior del cuerpo, lo que pensamos o imaginamos, se traduce en realidad biológica.

¿Y provoca un síntoma?

 Si no hay una solución concreta y consciente, sí. De manera que si escuchamos algo muy desagradable que nos afecta podemos tener acidez de estómago. Y hay algo muy importante que tener en cuenta.

Dígame.

 El cerebro no distingue entre lo real o lo imaginario. Un trozo de limón en la boca o la idea de un trozo de limón en la boca provocan la misma salivación. En función del sentimiento particular, el shock afecta a una zona precisa del cerebro, visible por el escáner, a un órgano y a una realidad energética.

¿Realidad energética?

 Somos una unidad compuesta de cuatro realidades inseparables: orgánica, cerebral, psíquica y energética. No hay ni una sola célula del cuerpo que escape al control del cerebro, y este no escapa al control del pensamiento, consciente o inconsciente; de manera que ni una célula del cuerpo escapa al psiquismo. Un shock siempre va acompañado de un sentimiento personal que repercute en los cuatro niveles biológicos.

¿Y es irreversible?

 Cuando encontramos la solución esos cuatro niveles sanan simultáneamente. Una paciente tenía dolor en el hombro. “¿Desde cuándo?”, le pregunté. “La primera vez estabas sola con mis hijos” “Si estas con tus hijos, no estás sola, ¿quién falta?” “Mi marido que nunca está, yo necesito estar arropada”. Cuando lo reconoció, el dolor desapareció.

A lo largo de un día no satisfacemos todas nuestras necesidades fundamentales.

Cuando no las satisfacemos, nace una emoción. Si esa emoción se libera en el exterior bajo una forma artística, a través de la palabra, el baile o los sueños… todo va bien. Cuando el acontecimiento no está expresado, queda impreso y el cuerpo será el último teatro de ese evento.

¿Todo conflicto provoca enfermedad?

 No, es necesario que sea dramático, imprevisto, vivido en soledad y sin solución. Cuando se dan estos cuatro criterios, el trauma se manifestará a través de la biología.

 ¿Distintas emociones corresponden a distintos órganos del cuerpo?

 Sí, todo lo que tiene que ver con la epidermis responde a conflictos de separación; el esqueleto, a una desvalorización; la vejiga corresponde a conflictos de territorio. Para las mujeres diestras, problemas en el seno y hombro izquierdos corresponden a problemas con los hijos y viceversa para las zurdas; los desajustes en el seno y hombro derechos corresponden para las diestras a problemas con la pareja y viceversa.

¿Estómago e intestino?

 No tener lo que se quiere y no poder digerir lo que se tiene corresponde al duodeno y estómago. El colon corresponde a un conflicto asqueroso, podrido. En el recto están los problemas de identidad: “No me respetan y me dejan de lado”. Los riñones es la pérdida de puntos de referencia. Los huesos: grave conflicto de desvalorización…

¿Lo adecuado para estar sano?

 Revalorizar las emociones, ser consciente de las emociones y expresarlas, es decir: bailar más a menudo. La gente está mucho tiempo en lo emocional pero son emociones procuradas: fútbol, cine… Un malestar compartido disminuye a la mitad, continúa compartiéndolo y acabará desapareciendo. Una felicidad compartida se multiplica por dos.

La ira y la violencia se expresan a sus anchas.

 Un hombre tiene miedo, el miedo produce rabia, y la descarga enfadándose con su mujer. Cuando estamos en contacto con la emoción auténtica, se transforma; cuando lo estamos con la emoción de superficie, no hay cambio. Si el hombre se dice: “Lo que tengo es miedo”, su miedo disminuye a la mitad. Hay que tomar conciencia de uno mismo.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110530/54163306905/cada-organo-danado-responde-a-un-sentimiento.html

Leer más: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110530/54163306905/cada-organo-danado-responde-a-un-sentimiento.html#ixzz2s9kNAr2g

SANANDO EMOCIONES con MEDICINA CHINA

 

La Medicina tradicional China nos indica que las personas tienen siete estados de ánimo que son: felicidad, ira, preocupación, soledad, pena, miedo y pánico. En condiciones normales estos no causan enfermedad; sin embargo, el exceso de una emoción nos puede conllevar al ESTRÉS.
Por ejemplo, cuando la gente se asusta, el CHI (energía) del corazón se desordena, causando pánico, palpitaciones, insomnio, ansiedad y hasta trastornos mentales, lo cual es llamado “el pánico lleva al CHI al caos”.

Con pena excesiva, la gente tendrá la voz baja y no es capaz de hablar con fuerza, está depresiva, tiene opresión en el pecho y falta de aliento, lo que es llamado “la tristeza lleva a la desaparición del CHI”, “la preocupación lleva a un CHI pesimista”, y “la tristeza hace daño a los pulmones”.

Con el miedo excesivo, la gente estará pálida, mareada, o hasta sufrirá un colapso. Algunos tendrán incontinencia urinaria. Esto es llamado “el miedo conduce el CHI hacia abajo” y “el miedo hace daño a los riñones”.

El ejercicio que pueden ver en la imagen, se llama EL PÉNDULO, estimula los meridianos de energía del Corazón, Pericardio y Triple calentador ubicados en los brazos, encargados básicamente de nuestro estado emocional. También afloja y flexibiliza las vértebras del cuello y la espalda que son los lugares donde se estanca la energía y produce tensión.

CÓMO HACERLO ? : Relajado, con los pies separados a la anchura de los hombros y las rodillas bien rectas, dóblese por la cintura hacia adelante hasta que la espalda quede más o menos paralela al suelo,dejando que brazos y manos cuelguen hacia abajo sin tensión. Relaje el cuello y deje colgar la cabeza también.Utilizando únicamente los músculos de las caderas y la parte inferior de la espalda, comience a girar todo el tronco de un lado a otro de manera que los brazos y la cabeza oscilen como un PÉNDULO (ver imagen).

Haga quince giros de 180 grados de un lado a otro con los ojos entrecerrados; finalizando, deje de impulsar el tronco y permita que el «péndulo» vaya deteniéndose gradualmente hasta que las manos vuelvan a quedar colgando en reposo. Repítalo de dos a tres veces por día.

Fuente: http://tusaludpuravida.blogspot.com.es/2014/01/sanando-emociones-con-medicina-china.html

Esta entrada fue publicada en BIODESCODIFICACIÓN, CONSCIENCIA, SALUD, Tian y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a CADA ÓRGANO DAÑADO RESPONDE A UN SENTIMIENTO – Christian Flèche

  1. laura galaverna dijo:

    Date: Sun, 2 Feb 2014 10:15:38 +0000 To: laragala@hotmail.com.ar

  2. laura galaverna dijo:

    From: laragala@hotmail.com.ar To: comment+r1s-09b47e830evi64v_at1@comment.wordpress.com; laragala@hotmail.com.ar; luismilano2008@hotmail.com Subject: RE: [Nueva entrada] CADA RGANO DAADO RESPONDE A UN SENTIMIENTO Christian Flche Date: Wed, 19 Feb 2014 10:11:08 -0300

    Date: Sun, 2 Feb 2014 10:15:38 +0000 To: laragala@hotmail.com.ar

  3. Nadia dijo:

    gracias eres un luz en el camino

  4. Andrea dijo:

    Me encanto esta publicación, quiero interiorizarme mas del tema, ya que calza exactamente con situaciones experimentadas y vistas.

    Gracias.
    Andrea

  5. Tool dijo:

    ¿Algún enlace a los estudios científicos y ensayos clínicos que demuestran y sustentan todo esto?

    • Enric Corbera tiene un libro donde recoge la fundamentación científica de todo lo que expresan. Yo no lo he leído pero a lo mejor te sirve. Por mi parte, no he necesitado ese sustento pues el mío ha sido la experiencia y después el estudio. En ello sigo.

      Gracias por tu compartir. Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s